La juez Nuñez, en una imagen de archivo
La juez Nuñez, en una imagen de archivo - ABC
FORMACIÓN

La juez Núñez arremete contra ABC por publicar el vídeo de la declaración judicial del exdirector de la Faffe

La magistrada remite la publicación al juzgado de guardia amparándose en que dar esta información puede ser constitutiva de infracción penal

SevillaActualizado:

La juez María Núñez Bolaños ha pedido que se investigue la publicación por parte de ABC del vídeo de la declaración prestada como investigado en el juzgado por Fernando Villén, exdirector general de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe). Villén realizó pagos por valor de 31.969 euros en cinco clubes de alterne durante seis de los ocho años en los que estuvo dirigiendo esta fundación, cuya principal fuente de financiación eran las subvenciones de la Administración andaluza para impartir cursos de formación, según reveló la Guardia Civil.

En una providencia dictada el pasado martes, la instructora de esta causa ha enviado al juzgado de guardia la noticia publicada por ABC el pasado 23 de octubre «por si los hechos fueran constitutivos de infracción penal».

Se trata de una decisión sin precedentes de la juez, dado el indudable interés periodístico y el derecho de los lectores a ser informados de una declaración clave, con posterioridad a producirse el pasado 11 de octubre, en una causa que saltó a la Prensa precisamente a raíz de las investigaciones desarrolladas por la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil.

Con la llegada de Núñez al juzgado donde se instruyen macrocausas de los ERE, Formación y Faffe, entre otras, cambió el sistema que empleaba su antecesora, Mercedes Alaya, a la hora de dejar constancia de las manifestaciones de los encausados. En lugar de levantar un acta de la declaración que ratificaba con su firma el investigado al término de la misma, Núñez optó por ordenar grabaciones audiovisuales de las comparecencias. En uno u otro sistema, se trata de testimonios que llegan a las partes de un proceso y de los que se hacen eco los medios de comunicación durante la fase de instrucción. No son filtraciones, puesto que se trata de comparecencias que ya se han producido.

En el vídeo publicado por ABC, Villén reconoció que acabó en el club de alterne Don Angelo, donde abonó en una noche 14.737 euros con una tarjeta oficial, después de haber conseguido «varias» subvenciones para esta entidad dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

En otra providencia dictada el mismo día, la titular del juzgado de instrucción número 6 de Sevilla ha pedido investigar la presunta comisión de un delito de revelación de secretos por la filtración del último informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional en el marco de la causa judicial abierta contra Ojeda por las presuntas irregularidades en los cursos de formación financiados por la Junta, donde se investiga los 33 millones que recibieron las empresas del Grupo Prescal, pertenecientes al exconsejero, en concepto de subvenciones excepcionales a la formación y a la contratación.

Núñez atiende así una petición del abogado que ejerce la representación procesal de Ojeda, quien motivó su escrito de denuncia porque otros dos medios de comunicación, El Confidencial y Antena 3, habían avanzado que el último informe de la UDEF relativo a la causa señalaba que Ojeda «podría haberse apropiado» de 3,6 millones de euros de forma irregular de la concesión de subvenciones para cursos de formación.

Según el escrito de denuncia presentado por el abogado de Ojeda en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que investiga la causa, con fecha de 9 de noviembre, los mencionados medios de comunicación «dieron como noticia el contenido exacto y preciso de un atestado policial presentado recientemente en este Juzgado, ofreciendo datos de que manera evidente revelan que a dichos medios les ha sido facilitado copia o parte del informe policial, reconociéndose en la propia noticia haber tenido acceso al citado atestado».

Dado que a este parte no le había sido notificado el citado atestado policial, y «en la necesidad perentoria de tener acceso al mismo para poder responder a los citados medios, en su caso, lo que al derecho defensa, honor y propia imagen de nuestro defendido interesase», el abogado se personó este viernes en la Oficina Judicial para obtener copia.