Juan Marín y Alejandro Cardenete
Juan Marín y Alejandro Cardenete - ABC
El Gobierno del cambio

Juan Marín también gestionará las políticas de género

Elige como número dos en San Telmo a Alejandro Cardenete para gestionar una súper consejería de Regeneración, Justicia, Interior y Turismo

SevillaActualizado:

El futuro vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, no sólo será el número dos del Gobierno de Juanma Moreno sino que tendrá importantes competencias que gestionar, lo que lo convertirán en un importante contrapeso en el Ejecutivo. Marín no sólo será el vicepresidente sino que, además, tendrá bajo su dirección las competencias de Regeneración democrática, Justicia, Interior y Turismo. Unos amplios departamentos de los que, además, dependen unas áreas sensibles. Así, el vicepresidente también tendrá bajo su gestión directa la dirección general de Violencia de Género, un departamento particularmente sensible en esta legislatura por la particular batalla de Vox contra estas políticas.

Desde Ciudadanos han insistido en numerosas ocasiones —Juan Marín lo repite cada vez que tiene ocasión— que los acuerdos entre el PP y Vox no vinculan a su formación política ni al pacto de Gobierno por lo que esta dirección general será la responsable de impulsar el gran acuerdo contra la violencia de género en Andalucía que está incluido en el pacto de Gobierno y para el que ser prevé una «dotación presupuestaria suficiente».

Para gestionar esta súper consejería, Juan Marín ha elegido al catedrático de Economía de la Universidad Loyola Manuel Alejandro Cardenete, quien lleva desde el año 2015 colaborando con Ciudadanos en Andalucía. Cardenete también tendrá despacho en San Telmo ya que será nombrado el viceconsejero de Juan Marín, un cargo que, hasta la fecha, ha sido de importante peso en la gestión política de la Junta de Andalucía.

En la estructura actual de la Junta, el viceconsejero de la Vicepresidencia era el responsable de dirigir los consejillos, las reuniones de todos los viceconsejeros de la Junta y donde se deciden los asuntos más importantes de gestión del Ejecutivo. Está por ver qué papel se le asigna en la nueva estructura del Gobierno andaluz que se hará pública el próximo lunes, ya que sí se sabe que habrá una comisión de coordinación formada por altos cargos de la Junta designados tanto por el PPcomo por Ciudadanos para ejecutar el pacto de Gobierno firmado entre ambas fuerzas políticas.

El papel de Garicano

Según ha podido saber ABC, Juan Marín quería fichar a Alejandro Cardenete para proponerlo como consejero de Economía del nuevo Gobierno. Pero no ha sido posible porque el gurú económico de Ciudadanos, Luis Garicano, quería decidir sobre el candidato para dirigir la política económica del primer Gobierno en el que entra la formación naranja. Garicano forma parte de la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos que está tutelando los pactos y los acuerdos que ha firmado Juan Marín en Andalucía con el PP y que han pasado por el secretario general de la formación, José Manuel Villegas.

Así, Garicano quiso fichar como consejero de Economía a Isidoro Tapia, quien trabaja en el sector financiero en Luxemburgo. Sin embargo, los exiguos sueldos de la administración pública —ningún consejero cobra más de 65.090 euros, el salario de la presidenta hasta ahora— han hecho imposible este fichaje.

De esta manera, el independiente Rogelio Velasco, quien tiene un amplio curriculo en la empresa privada y es doctor en Economía por la Universidad de Málaga, será el propuesto por Ciudadanos como consejero de Economía. Había mucho interés en fichar a personas independientes para puestos de renombre y responsabilidad porque Albert Rivera tiene está empeñado en presentar al partido como una organización abierta a la sociedad. De hecho, Rivera siempre ha defendido que está dispuesto a fichar el talento y una de las frases de Juan Marín durante la campaña electoral ha sido que no será necesario tener el carné de Ciudadanos para tener mando en el Gobierno andaluz.

Sergio Romero, portavoz

La entrada en el Gobierno de Ciudadanos también va a generar cambios en el grupo parlamentario de esta formación que ahora tendrá un papel diferente que cubrir. Así, el diputado gaditano Sergio Romero será el nuevo presidente y portavoz del grupo, cargos que conllevan además la dirección política del mismo.

Sergio Romero ha sido uno de los diputados protagonistas de la legislatura que acaba de terminar y ha trabajado codo a codo con Juan Marín. Se había especulado, incluso, con su nombramiento como consejero si bien el partido ha decidido dejarlo en el Parlamento, una parcela también importante y que ahora no se puede descuidar precisamente. Junto a Sergio Romero serán portavoces adjuntos Mónica Moreno, diputada por Jaén y expresidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Andalucía, y Fran Carrillo, diputado cordobés consultor en comunicación política y empresarial, y apoyado por la dirección nacional.