Fernando Villén Rueda, en primer plano, saliendo de los juzgados de Sevilla
Fernando Villén Rueda, en primer plano, saliendo de los juzgados de Sevilla - Rocío Ruz

Caso FaffeVillén se inventó un viaje a Cuba y comidas para tapar sus gastos en prostíbulos de Sevilla, Córdoba y Cádiz

La Guardia Civil sospecha que en la Faffe, la fundación de la Junta, hubo una «contabilidad paralela» que provocó la salida injustificada de fondos públicos

SevillaActualizado:

La Guardia Civil nunca se creyó que Fernando Villén Rueda devolviera los 32.566 euros que abonó en diferentes prostíbulos de Sevilla, Córdoba y Cádiz con dos tarjetas para gastos de representación de las que disponía como director de la Faffe, una fundación de la Junta de Andalucía creada para formar a los parados. Villén, que fue secretario general de Empleo del PSOE andaluz, estuvo al frente de esta entidad desde 2003 hasta su extinción en mayo de 2011. Ahora sus sospechas se han visto confirmadas después de analizar un disco duro que contenía la información contable relacionada con los gastos e ingresos de la caja de dirección general técnica de la Faffe.

En un nuevo atestado entregado en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, los investigadores creen que en la fundación, que se financiaba con subvenciones, se creó una «contabilidad paralela» a la real. Una mecánica destinada a borrar el rastro de los pagos sin control efectuados por su principal responsable en clubes de alterne bajo fórmulas variadas como la entrega de anticipos carentes de justificación a Villén, la desviación de fondos entre distintas cajas de la fundación o la simulación de operaciones comerciales, de comidas de trabajo y hasta de un inexistente viaje a Cuba.

La «falta de control» de las cajas era «absoluta», según las pesquisas de la Guardia Civil

«Esta operativa podría perseguir el fin último de retornar el dinero ingresado en concepto de devolución» por el exdirector general del ente público para reponer supuestamente «los gastos realizados con las tarjetas asociadas a las cuentas de la Faffe en diferentes clubes de alterne». La «falta de control» de las cajas era «absoluta». Según las pesquisas de la UCO, en el aplicativo informático Navisión, que manejaba la entidad adscrita a la Consejería de Empleo, figuran facturas de copas variadas que se imputaron a subvenciones para programas de intermediación e inserción laboral y de fomento del empleo, destinados a los desempleados andaluces. En concreto, los agentes hallaron un gasto de 225 euros con el concepto «copas variadas» en el establecimiento Terraza el 30 de junio de 2006, que se endosó a ayudas.

Después de cotejar los movimientos de las tarjetas de crédito con las que se abonaron los servicios en locales donde se ejercía la prostitución, la Unidad Central Operativa (UCO) ha detectado al menos que se extrajeron injustificadamente fondos de la caja central de la Faffe por importe de 13.439,94 euros en concepto de devoluciones. De ellos, «13.068 euros se corresponderían» con gastos en clubes de alterne.  Para ello no dudaron en incrementar de forma injustificada los gastos de caja, confeccionar arqueos y liquidaciones y simular reintegros.

Como caso paradigmático, el informe policial llama la atención sobre un viaje «aparente» del ex alto cargo de la fundación al Caribe en 2008, cuando «no existe constancia de la salida de Fernando Villén del territorio nacional» ese año, tras consultar las bases de datos de pasajeros. «Podríamos encontrarnos ante otra dinámica que habría permitido la salida de fondos de la caja de la fundación de manera injustificada», sostienen los agentes. Villén recibió un anticipo de mil euros de la caja central de la Faffe, como figura en su libro diario con fecha del 24 de junio de 2008. Este gasto «a su vez habría pasado de una cuenta contable a otra hasta ser justificado contablemente» con el concepto de «reuniones de empresa», lo que permite inferir a los investigadores la «posible existencia de una contabilidad doble o paralela». No hallan facturas que justifiquen esta salida de dinero.

Sobres de dinero

El chófer de Villén declaró a los agentes que entregó un sobre presumiblemente con dinero en el club de alterne sevillano Don Angelo donde su jefe y alto cargo de la Junta de Andalucía había realizado pagos por importe de 14.737 euros con una tarjeta oficial en la noche del 22 al 23 de marzo de 2010.

Villén le entregó el sobre en su domicilio y le pidió que se dirigiese al citado prostíbulo. Según su relato, imaginaba que sería dinero, primero, porque «era extraño ir hasta un club de alterne a entregar un sobre y, segundo, porque en fechas cercanas había llevado a Villén hasta las proximidades del club del alterne en horario nocturno», según recoge el atestado. Los cargos en la tarjeta fueron anulados el 25 de marzo. Previamente un empleado de la Faffe llamó al banco al que estaba asociada la tarjeta para denunciar que había sido robada.