El arquitecto Salvador Moreno Peralta junto al alcalde de Torremolinos, José Ortiz
El arquitecto Salvador Moreno Peralta junto al alcalde de Torremolinos, José Ortiz - ABC
Urbanismo

Torremolinos estrena su remozada plaza de la Costa del Sol

El municipio malagueño ha inaugurado su primera fase de peatonalización del centro

Torremolinos (Málaga)Actualizado:

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha inaugurado esgte jueves la remodelación de la nueva plaza Costa del Sol, el mayor proyecto de peatonalización llevado a cabo en la provincia de Málaga, según ha destacado.

Pese a la controversia que ha suscitado el proyecto de peatonalización entre las formaciones locales, la corporación municipal celebra «haber puesto la primera piedra» del Torremolinos del futuro.

Un tiempo próximo que ha diseñado el arquitecto Salvador Moreno Peralta, tenía la ilusión de ejecutar el proyecto desde años atrás y al que ha coronado con una gran pérgola con una marcada personalidad. Una infraestructura que no pretende eclipsar al espacio central; la Casa María Barrabino; un edificio decimonómico, joya del patrimonio arquitectónico y cultural del municipio; de la que se prevé completar su restauración e integración urbanística con la plaza.

La vanguardia ha quedado inmortalizada en los móviles de los visitantes, quienes admiraban las grandes dimensiones de la gran pérgola gris que da sombra y embellece la plaza. Un ejemplar arquitectónico único, que evoca el movimiento de las olas del mar en sus seis metros de altura y mismas dimensiones a lo ancho.

Un paseo al que se le ha querido dar tintes de color con las 26 especies florales e hierbas aromáticas plantadas en 96 parterres, acompañados de dos estanques y una gran fuente que homenajean «la cultura del agua que está en el origen fundacional de Torremolinos».

El proyecto tenía que ser atractivo pero también funcional, por eso se ha apostado por un pavimento de granito para facilitar el tránsito de las personas con problemas de movilidad o ancianos, evitaran caídas y tropiezos al no ser deslizante.

Además, se han instalado grandes bancos de hormigón blanco, con iluminación incorporada, revestidos con listones de madera tropical; ubicados en las cercanías de los dos tótem de recarga USB para que tanto los aparatos electrónicos como sus dueños se recuperen de contemplar el atractivo del municipio.

Los nuevos elementos del bulevar torremolinense «conforman un atractivo para visitantes y comerciantes», quienes cambiaran el punto de mira sobre el municipio, que espera que en los próximos años evolucione en la buena dirección. El proyecto continúa, no se para aquí.

Los 2,5 millones de euros de inversión global, íntegramente de financiación municipal, son solo el principio; «Torremolinos se encuentra y reencuentra» ha puntualizado el alcalde durante la inauguración, en alusión al proyecto del gran centro comercial que Intu quiere ejecutar en la entrada norte de la localidad.

Más de 10.100 metros cuadrados de superficie se han convertido en el nuevo «punto de encuentro», que acogerá mercadillos, conciertos, ferias y mucha cultura. Las esculturas de Elena Laverón ya han dejado sus pinceladas en la plaza Costa del Sol, «pero vendrán más cosas» ha adelantado Ortiz, quien no podía evitar mostrar su inmensa felicidad por ver el proyector de la peatonalización terminado antes de agotar legislatura.

Con la Melodie de Dolannes de Jean Claude Borrelly como banda sonora interpretada por el arpista Daniel Jordán, se ha puesto la guinda del pastel, que este jueves tenía forma de corazón.

Torremolinos quiere enamorar, por eso no ha sido casualidad que la inauguración se haya realizado el día de San Valentín. El «Arco de los besos» ha sido el primer atractivo que la plaza Costa del Sol ha querido acoger, un guiño a la celebración del amor que invita a los vecinos y visitantes a demostrarse el querer bajo las flores que recubren el marco.