El presidente de la Diputación, Francisco Salado, y el consejero de Salud, Jesús Aguirre, firman la cesión
El presidente de la Diputación, Francisco Salado, y el consejero de Salud, Jesús Aguirre, firman la cesión - Isabel Ruiz
SANIDAD

La Junta de Andalucía asume el plan que legó el PSOE para agilizar el tercer hospital de Málaga

La Diputación formaliza la cesión del suelo al SAS pero no se dan plazos

Actualizado:

La falta de camas y las listas de espera en la sanidad malagueña es un hándicap que el nuevo Gobierno autonómico quiere subsanar. Aún en los cien días de rigor para que el Ejecutivo se adecúe, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, se ha sentado a firmar y aceptar los terrenos que la Diputación de Málaga lleva ofreciendo a la Junta de Andalucía desde hace meses para la edificación del tercer hospital que la capital y provincia tanto necesitan. Un hito «histórico» que se debe materializar cuanto antes, por lo que se ha asumido el Plan Funcional que realizó el PSOE para así agilizar tiempos.

Ante la mirada de decenas de facultativos, Aguirre y el presidente de la entidad supramunicipal, Francisco Salado, han firmado la cesión de los terrenos de forma gratuita y libre de cargas para solventar «una necesidad imperiosa» para Málaga. Es una «suma de voluntades en beneficio de los malagueños», tal y como se ha referido el consejero en su intervención, en la que ha aseverado que «es solo el primer paso. Se irá avanzando para que sea una realidad lo antes posible».

El nuevo Gobierno tiene ganas de empezar a licitar, «al menos el proyecto de obra», aunque habrá que esperar a que la cesión de los terrenos se complete, un hecho que burocráticamente podría tardar unos días o semanas. Una vez que sea propiedad de la Junta, se pondrán manos a la obra y se verá reflejado el compromiso del Ejecutivo de Juanma Moreno en los presupuestos de la comunidad.

El tercer hospital, que contará con una superficie construida de cerca de 162.000 metros cuadrados y se distribuirá en once áreas funcionales, se levantará en el aparcamiento del Hospital Civil, próximo al Materno Infantil de Málaga. Un tándem que elevará la calidad de la sanidad malagueña, dejando el último puesto en materia de camas; provincia donde la privada casi iguala a la pública.

Aguirre, quien se ha mostrado feliz y orgullo de que por fin se haya dado el paso, ha asegurado que en los presupuestos de este año, que se presentarán en unos días para tenerlos en dos meses, no habrá una partida para la licitación, debido a que sin los terrenos a nombre de la Junta aún no se podría. Al ser preguntado por plazos, el consejero ha contestado que «tiempo al tiempo», pero que en las cuentas de 2020 estará el hospital.

«Hoy comienza la primavera sanitaria de Málaga tras un duro invierno». Así se ha referido Salado a la larga espera que ha sufrido la provincia para que se diese el primer paso al frente para que el tercer hospital sea una realidad. «La Diputación siempre ha estado dispuesta a colaborar a afrontar las carencias», por lo que ha recordado que la entidad supramunicipal lleva «desde el principio queriendo ceder los terrenos». «Nuestra mano estará siempre tendida, Consejero».

Finalmente, la ubicación escogida es «la mejor solución», según el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, quien ha mostrado su alegría sobre la materialización del proyecto, que espera que sea una realidad «en pocos años» para que Málaga se sitúe al nivel de las demás provincias andaluzas en materia sanitaria.

Un edificio con tecnología puntera

«Tenemos el respaldo del grupo de trabajo», quienes se ocuparon de elaborar el Plan Funcional y continuarán en la labor de que el centro sea una realidad cuanto antes. Así lo ha manifestado Aguirre, quien ha estado acompañado del consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro; y el delegado de Salud, Carlos Bautista.

El nuevo centro será «un gran edificio con tecnología puntera» han aseverado en la firma de la cesión de los terrenos, recordado que se distribuirá en once áreas funcionales con 816 habitaciones de uso individual. Además, el edificio contará con 213 consultas de especialidades; una Unidad de Cuidados Intensivos; un servicio de Urgencias; 52 quirófanos; una Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria; diferentes hospitales de día, en concreto quirúrgico, médico policalente, oncohematológico y de diabetes; áreas de Hemodiálisis; un área de Salud Mental; Rehabilitación; Radioterapia; Radiodiagnóstico; Laboratorios; Medicina Nuclear y Anatomía Patológica, entre otros elementos asistenciales.