El hotel Villa Padierna cambiará su gestión
El hotel Villa Padierna cambiará su gestión - ABC
ECONOMÍA

Los dueños de NH gestionarán el hotel donde se alojó Michelle Obama en Marbella

Villa Padierna Palace formará parte en régimen de alquiler por la cadena Minor bajo la marca de lujo Anantara

MarbellaActualizado:

El hotel que acogió a Michelle Obama en agosto de 2010 en Benahavís dejará de ser gestionado por su histórico propietario, Ricardo Arranz, y pasará a manos del emporio dueño de la cadena NH. Villa Padierna fue el lugar en el que se alojó la exprimera dama de los Estados Unidos con su hija Sasha en una visita, que ubicó a este enclave en las páginas de los principales diarios del mundo. Este martes se recibió el anuncio de que este hotel cambia de gestores por un acuerdo con la cadena de lujo Anantara, donde se destaca que pasa a manos de «una de las marcas más exclusivas del mundo».

La nueva gestora es parte de Minor Hotels, que asumirá la dirección en régimen de alquiler de Villa Padierna Palace Hotel y Villa Padierna Thermas. Esta alianza es el desembarco en la Costa del Sol de la cadena, que gestionará así su primer hotel en Andalucía. El emblemático lugar pasará a denominarse «Anantara Villa Padierna Palace Marbella-Benahavís Resort» y será la segunda propiedad operada bajo estas siglas de esta firma en Europa.

La cadena de hoteles de lujo ya poseía el Vilamoura Algarve Resort en Portugal, pero la gestión de Villa Padierna Palace y Villa Padierna Thermas en Málaga entraba dentro del plan estratégico de Minor Hotels, que es uno de los grupos más importantes del mundo en explotación de hoteles de lujo.

Se suma a Four Seasons

Anantara Villa Padierna Palace Marbella-Benahavís Resort es un hotel museo y está considerado uno de los establecimientos más exclusivos y lujosos de Europa. Posee una colección de más de mil doscientas obras de arte, entre pinturas, esculturas y mobiliario de época. El hotel fue ideado por el artista Eddy Gilbert tiene una concepción toscana ahondando en «el placer por la vida, el silencio, la cultura y el refinamiento». Está rodeado por tres campos de golf en un área apartado con un importante desarrollo inmobiliario de lujo a sus alrededores

Para Ricardo Arranz, propietario de Villa Padierna, la llegada de esta significativa marca hotelera a Marbella «es un síntoma inequívoco del interés que las grandes marcas hoteleras tienen por este destino». Lo hace tras poner la primera piedra el año pasado del que será un nuevo Four Seasons. Este otro hotel se desarrollará en Marbella en el Villa Padierna Marbella Beach Resort. Está proyectada la construcción de un hotel de lujo con imponentes vistas al mar, pero ubicado en una loma para garantizar la privacidad de sus huéspedes.