Celia Villalobos en el Congreso
Celia Villalobos en el Congreso - ABC
ALCALDÍA DE MÁLAGA

Celia Villalobos no quiere perder la Alcaldía de Málaga por «cuestiones personales»

La exregidora popular de Málaga habló sobre la continuidad de Francisco de la Torre al frente del Consistorio de la capital

MÁLAGAActualizado:

Celia Villalobos llegó a la Alcaldía de Málaga en 1995 con un ajustado resultado, pero en 1999 ganó con mayoría absoluta los comicios. En 2000 se marchó para ser ministra de Sanidad y su cargo lo ocupó Francisco de la Torre, que entonces era primer teniente de alcalde. De la Torre mantuvo la Alcaldía y gobernó sin socios hasta 2015, cuando tuvo que apoyarse en Ciudadanos. Tras aquello, la edad para muchos computó en su contra y le pidieron que cediera la Alcaldía a otra persona antes de acabar la legislatura, pero se negó. Aludió a su pacto con Ciudadanos y no hizo caso a las voces que pedían «foguear» un candidato. El tira y afloja dentro del partido acabó en una lucha de poder dentro del partido, que enoja a la exalcaldesa. «Me daría mucha rabia que se perdiera ahora por cuestiones personales», señaló Villalobos en «Los desayunos» de TVE.

En el trasfondo está la disputa velada por encabezar la candidatura que ha llevado al PP de Málaga a enfriar los humos en los últimos tiempos, pero sin aclarar quién debe decidir sobre el nombre del candidato. Por un lado, está el alcalde, Francisco de la Torre, que declara que «se pensará» seguir, si su partido se lo pide. Por el otro, está el propio PP de Málaga y la dirección regional. Hasta Juanma Moreno, presidente de los populares andaluces, dijo que la decisión correspondía a De la Torre, que era quien debía decir si quería continuar.

Y para evitar calentar más el asunto salió Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, para recordar que era el alcalde quien debía decidir su futuro, porque «se lo ha ganado». Su nombre suena como la alternativa a Francisco de la Torre y se retrató una lucha de egos, pero Bendodo aseguró que no se postula a nada. Otro jarro de agua fría en el debate de quién debe decidir el futuro cabeza de lista en la capital y donde el PP pide al alcalde que se decida y el regidor al partido que le proponga para el cargo si le quiere. «Eso es un problema de él», apuntó Villalobos en referencia a De la Torre.

La dirigente popular lamentó que la hegemonía popular esté en peligro dentro de la provincia. «Espero y confió en que seamos capaces de mantener la provincia de Málaga como está, porque personalmente a mí y a los que estábamos antes nos costó mucho esfuerzo y muchos años cambiar la dinámica electoral», deseó Villalobos, que definió a De la Torre como «un gran alcalde». «Fue un buen compañero y, a partir de ahí, no me he vuelto a inmiscuir para nada, porque creo que las personas que se van y quieren seguir gobernando, como algunos casos que estamos viendo, al final se acaban situando fuera de la realidad», remarcó la exalcaldesa.