La agresión a las cuatro empleadas del Clínico de Málaga se produjo este miércoles
La agresión a las cuatro empleadas del Clínico de Málaga se produjo este miércoles - ABC
Sanidad

Amenaza, insulta y persigue a cuatro empleadas del hospital Clínico de Málaga

Las dos enfermeras y dos auxiliares denunciaron la actitud del familiar de un paciente el pasado miércoles por la noche

MálagaActualizado:

La denuncia de las cuatro empleadas dice que fueron perseguidas, amenazadas e insultadas mientras hacían su trabajo en el hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga. CSIF Sanidad Málaga expresó este viernes su condena y máximo rechazo a lo ocurrido. La «agresión verbal, amenazas y acoso» ocurrió el pasado miércoles. El causante fue el familiar de un paciente que se encontraba ingresado en una de las plantas del centro. «Padecieron un acoso constante por parte del presunto agresor, que incluso llegó a seguirlas por la planta profiriéndoles insultos y amenazas», remarca CSIF.

La situación obligó a intervenir a los servicios privados de seguridad y a una pareja de agentes de la Policía que se encontraban custodiando a un interno. Las víctimas son dos enfermeras y dos auxiliares de enfermería, que se encontraban trabajando en el turno de noche. Tras intentar que el hombre depusiera su actitud agresiva, y temiendo por la integridad de las cuatro trabajadoras, contactaron con los servicios de seguridad del hospital, que rápidamente se desplazaron hasta el lugar y calmaron la situación.

Dos agentes de la Policía que se encontraban en la planta custodiando a un paciente también intervinieron y tomaron los datos al hombre para iniciar las pertinentes diligencias. No obstante, a pesar de que el individuo fue invitado a desalojar la planta, las trabajadoras observaron que a la hora de salida de su turno se encontraba merodeando en la zona de acceso a Urgencias.

Por ese motivo decidieron salir por otro lugar. Las víctimas, debido a la gravedad del episodio registrado, tuvieron que ser asistidas por sus compañeros al presentar ataques de ansiedad e hipertensión y se cursó el pertinente parte médico. El hospital activó el protocolo establecido para estos casos, pero CSIF espera que la dirección del centro tome medidas para evitar que esta situación vuelva a producirse, ya que el familiar del presunto agresor sigue ingresado.