Protesta sindical del Sindicato de Enfermería ante el hospital Médico-Quirúrgico de Jaén
Protesta sindical del Sindicato de Enfermería ante el hospital Médico-Quirúrgico de Jaén - ABC
Sanidad

Una enfermera atiende en solitario a 42 parturientas y a sus bebés en un hospital de Jaén

El SATSE denuncia la excesiva carga de trabajo por el cierre estival de una planta de ginecología del materno-infantil

JaénActualizado:

El Sindicato de Enfermería SATSE de Jaén ha denunciado que una enfermera se ha ocupado de atender en solitario a 42 pacientes en el centro materno-infantil del complejo hospitalario de la ciudad. La situación se ha producido por el aumento de la carga de trabajo inherente al período de vacaciones de verano, según aclara la organización sindical, que advierte del riesgo para la salud de los pacientes propiciado por la imposibilidad de que una sola persona atienda debidamente a casi medio centenar de ellas.

Los hechos se produjeron en la planta de ginecología del centro el pasado 1 de julio, cuando la enfermera tuvo que prestar sus servicios a 42 personas, entre madres que acaban de dar a luz y niños recién nacidos. Tras explicar que en esta unidad la actividad es similar durante todos los días de la semana (pases de visitas, curas, altas, ingresos y controles analíticos), el SATSE aclara que de lunes a viernes hay dos enfermeras, pero el fin de semana sólo queda una.

A consecuencia del cierre de una planta de ginecología, la unidad que permanece abierta se encuentra, asegura, casi al 100% de su capacidad. Por esta razón, la profesional que atendió a las parturientas y a sus bebés informó a la supervisora de guardia de la complejidad de hacer frente a tan elevado número de pacientes. En respuesta, le enviaron un enfermero de otra unidad, quien le ayudó durante una hora, medida insuficiente para el sindicato, ya que, pasado ese tiempo, éste tuvo que retornar a su planta.

Las propias pacientes y sus familiares, al observar el problema, le dijeron que firmarían un escrito en apoyo de esta enfermera, que al finalizar su jornada laboral se encontraba afectada por el esfuerzo que había desarrollado para atender adecuadamente a las personas que tenía a su cargo. Precisamente, el SATSE le reconoce, a ella y al resto de personal de enfermería, la profesionalidad con la que afrontan situaciones complicadas derivadas del exceso de trabajo.