Bajada a la playa conocida como «del Parador»
Bajada a la playa conocida como «del Parador» - Alberto Díaz
SIN PISAR LA ARENA

Mazagón, donde la naturaleza es la auténtica protagonista

Ideas para disfrutar este rincón onubense sin bajar a la playa

Actualizado:

Familiar, tranquila y rodeada de naturaleza. Esas son las cualidades de la playa de Mazagón, una de las más apreciadas por los sevillanos por su cercanía y su amplia extensión. Sin embargo, con agosto ya llegando al ecuador, empieza a haber cierta desgana en el plan de sombrilla y nevera.

El entorno de Mazagón es la excusa perfecta para no pisar la arena y disfrutar de los días de vacaciones lejos de la orilla. Y es que esta parte de la costa onubense limita con el Parque Natural de Doñana y está a apenas 20 kilómetros del Parque Natural, la zona más protegida medioambientalmente y una de las joyas de la corona de la Península Ibérica.

Hay todo tipo de actividades organizadas para recorrer Doñana, desde paseos a caballo hasta recorridos en 4x4. Además, por la zona que bordea la playa se pueden hacer numerosas rutas por libre, ya sea a pie o en bicicleta. En el propio Camping «Playa de Mazagón» pueden alquilarse bicicletas por horas.

Dejando a un lado la zona de Cuesta Maneli, una de las más espectaculares pero que aún se encuentra en mantenimiento tras el incendio de hace dos veranos, hay multitud de senderos perfectos para caminar, a paso tranquilo, entre pinares y dunas.

Puerto de Mazagón
Puerto de Mazagón - Puertos de Andalucía

El Parador

El Parador de Mazagón que, por sí solo, es otro de los grandes atractivos de la costa onubense, es el punto de partida de una ruta que lo une con la playa conocida como la de «la Torre de loro», presidida por una antigua atalaya militar que aún resiste los envites de las olas. Para los más deportistas, la ruta de senderismo puede continuarse hasta la vecina Matalascañas.

Ya en el pueblo, que nota la llegada de visitantes veraniegos pero no llega a masificarse, como sí ocurre con otros municipio costeros, merece la pena visitar el Puerto Deportivo. Desayunar en un agradable velador, mientras las embarcaciones se van acondicionando para un día de mar, es uno de los mejores momentos del día.

Otro de los protagonistas de Mazagón es el Faro del Picacho, ubicado en el casco urbano y en en cuyo interior se realizan con frecuencia actividades culturales y de ocio.

Durante las noches estivales, el faro y otros enclaves, como el parque municipal, son el escenario de diversas actuaciones enmarcadas dentro del ciclo «Luna de verano», que organiza el Ayuntamiento de Moguer. Habrá espectáculos de clowns, sesiones audiovisuales, conciertos y exposiciones para todos los públicos.

Además, de lunes a domingo hay sesiones de cine de verano en el Colegio «El Faro» y hasta el 4 de septiembre puede curiosearse en los puestos de la feria del libro de ocasión ubicada en el centro del pueblo.

Bar El Choco
Bar El Choco - ABC

Dónde comer en Mazagón

Y, como no hay que olvidar uno de los grandes placeres del verano, poder disfrutar de la gastronomía onubense, apunten dos direcciones. La primera es la conocida como «calle del negro», cuyo nombre oficial es calle Eslora, donde están los principales bares de tapeo informal del municipio.

Si se prefiere la opción de mesa y mantel, hay que visitar la «calle del Choco», como han apodado los lugareños a la avenida Fuentepiña. Y, para tomar una copa, no hay pérdida: el parque municipal, donde hay bares que organizan conciertos de música de los 80 y de jazz para poner banda sonora al olor a mar.