La madre de Granada, Juana Rivas, con sus hijos.
La madre de Granada, Juana Rivas, con sus hijos. - ABC
JUANA RIVAS

Juana Rivas pasará 15 días con sus hijos de vacaciones en Cerdeña

La justicia italiana concede el permiso a la madre de Granada, condenada por un delito de sustracción de menores

Actualizado:

La justicia italiana ha concedido a Juana Rivas un permiso de 15 días para que pueda disfrutar con sus hijos este verano en la isla de Cerdeña. El Tribunal de Cagliari, que lleva el litigio sobre la custodia de los hijos, ha ratificado el «derecho de acceso ya otorgado a Rivas», quien ha sido condenada recientemente a cinco años de cárcel y seis de inhabilitación de la patria potestad por un delito doble de sustracción de menores, según una sentencia que la defensa de la madre ha recurrido.

La madre de Granada pretendía que los niños pudieran trasladarse a España durante las vacaciones escolares, aunque finalmente, en la vista que ha tenido lugar este lunes, el tribunal ha decidido desestimar la petición de Rivas, lo que no impedirá que pase dos semanas con ellos en Cerdeña.

La decisión judicial se ampara en el borrador del informe pericial angular del caso. La versión definitiva de esta investigación se presentará antes de la vista que habrá de celebrarse en septiembre y sobre la que se decidirá el régimen para la custodia de dos niños fruto de la relación que tuvieron Juana Rivas y su expareja Francesco Arcuri, a quien la madre acusa de malos tratos que él niega.

«Presiones» a Italia

En la vista que se ha celebrado este lunes ha estado presente Arcuri. Ni su representante legal ni la Fiscalía han manifestado su interés en hacer efectivo el ingreso en prisión de Rivas en tanto se resuelven los recursos de una sentencia de la que el juzgado italiano está al tanto. Además, la autoridad judicial del país italiano ha llamado la atención sobre las «presiones» que estaría recibiendo de asociaciones españolas contrarias al fallo por el que Juana Rivas ha sido condenada.

En concreto, la sentencia del Juzgado de lo Penal 1 de Granada condena a Rivas por marcharse de Italia con sus hijos en el verano de 2016, cuando interpuso una denuncia –que ni se ha tramitado ni ha sido archivada– por malos tratos contra Francesco Arcuri, que ya fue condenado por golpearla en 2009. Dado que a el tribunal desconoce, porque no se ha investigado, si Juana Rivas es, o no, víctima de violencia de género, ha sido reprobada por su huida, así como por el mes que pasó en paradero desconocido con sus hijos para no acatar las resoluciones judiciales que la obligaban a entregárselos al padre.

Su conducta la ha llevado a ser condenada a cinco años de cárcel y seis de privación del ejercicio de la patria potestad, además de que deberá indemnizar con 30.000 euros a Francesco Arcuri por el menoscabo de su imagen pública fruto de las declaraciones realizadas en prensa por Juana Rivas, quien ha relatado con todo detalle el presunto maltrato al que estaba sometida.

La sentencia ha contado con un significativo rechazo social que se ha materializado en la petición del indulto para Juana Rivas presentada ante el Ministerio de Justicia, al que varias asociaciones feministas han entregado un escrito acompañado de más de 250.000 firmas.