V.M./A.C.
LA MIRADA ECONÓMICA DE ABC

El presidente de Abbott Laboratories en España: «La tecnología es la vía de transformación de la sanidad»

García Bahamonde destaca en Córdoba que la revolución digital produce avances espectaculares en el campo de la salud

CórdobaActualizado:

El presidente de Abbott Laboratories España y director ejecutivo de Abbott Diagnostics para España y Portugal, Luis García Bahamonde, ha protagonizado en la mañana de hoy una nueva cita de «La Mirada Económica» de ABC Córdoba. Estos desayunos empresariales cuentan con el patrocinio de Aceitunas Torrent, Caja Rural del Sur, Endesa, Gondomar Real Estate, Magtel y Universidad de Córdoba.

El presidente de Abbott Laboratories en España (esta multinacional farmacéutica cuenta en España con 700 trabajadores en sus sedes de Madrid, Barcelona y Granada) ha dedicado su charla a la revolución digital en la salud. Ha advertido del impacto que esta transformación tiene, y tendrá, en esta actividad, con una repercusión aún mayor que en otros campos de la vida. «La salud es donde todas las tecnologías convergen, donde hay un impacto mayor. Y se apoyan para producir avances espectaculares».

Sobre la mesa García Bahamonde ha puesto las redes fijas, las redes móviles, el internet de las cosas (con cada vez más dispositivos con sensores), el big data, la inteligencia artificial, las «start up (innovadoras empresas de base tecnológica)» o las app.

Ante un mundo en el que el progreso humano ha disparado la esperanza de vida, y seguirá creciendo, ha advertido, el reto es «exponencial, es cómo damos cuidado a la población que envejece, que será enferma crónica. Eso sólo se hará con soluciones digitales».

Y ha advertido de que «nuestro sistema de salud necesita cambiar, con la tecnología como elemento de transformación». La problemática de cómo se hace el sistema sanitario sostenible, con unos pacientes que cada vez viven más, se debe encarar con «sistemas predictivos, que se basen en el paciente, en la prevención». «Se trata de que pacientes crónicos se mantengan en crónicos simples. Hay que usar tecnologías para que no avancen en la cronificación», ha sentenciado el presidente de Abbott Laboratories en España.

Los avances nos llevarán, ha ahondado, a un sistema sanitario con «atención cada vez más en el hogar, con atención virtual». «Generaremos datos, conocimiento y tendremos que usar la inteligencia artificial» para poder sacarles todo el partido, ha reflexionado, para sintetizar en una idea la transformación que vivimos: pasaremos de un modelo «fragmentado a uno integrado».

Y ha puesto innumerables ejemplos concretos de cómo transforman las tecnologías el mundo sanitario. Ha contado la experiencia de una «start up» china que está instalando cabinas de atención, en las que el usuario se conecta a un doctor virtual, se realiza un análisis de la dolencia, con inteligencia artificial, y luego un médico supervisa el diagnóstico e incluso cuenta con un dispensador de medicamentos.

Ha aportado otro caso concreto de la compañía a la que pertenece. Abbott, en la diabetes, «ha sustituido los métodos tradicionales, con un sistema que elimina al paciente 3.000 pinchazos al año», pero también «da datos en tiempo real, con una monitorización permanente del paciente diabético».

García Bahamonde ha defendido que todas estas herramientas vienen «a ayudar al profesional» de la salud. «Les apartan de lo más tedioso y permiten que dedique más tiempos al paciente y que sea un tiempo de calidad: cómo se siente, qué le pasa», ha argumentado.

La charla ha contado también con la presencia del consejero de Salud y Familias, el cordobés Jesús Aguirre. Éste ha recordado que en el programa electoral de los populares ya estaba el interés en esa necesaria vertiente del uso de la tecnología en el sistema sanitario. «Nuestro objetivo, al acabar la legislatura es que tengamos un sistema con un 20% por telemedicina», ha explicado, para añadir que hay que «empezar a trabajar en nuevas tecnologías para el paciente. Y tenemos que conjugar eso con la afectividad del profesional sanitario al usuario, pero sumando la tecnología en beneficio del paciente».