Protesta de los trabajadores de Tanatorios de Córdoba, durante un Pleno
Protesta de los trabajadores de Tanatorios de Córdoba, durante un Pleno - Á. Carmona
AYUNTAMIENTO

El polémico tanatorio municipal de Córdoba: otro frente con derrota para el cogobierno PSOE-IU

Con las municipales cerca, ya no corre para ejecutarlo y defiende en el juzgado que no prevé un inicio inmediato de la obra

CórdobaActualizado:

El futuro nuevo tanatorio municipal de Córdoba, en el camposanto de San Rafael, se ha convertido en otro frente de batalla perdido para el cogobierno local PSOE-IU; en este caso, más para la sección socialista que es la que dirige Cecosam (empresa municipal de cementerios).

La derrota no viene de la resolución judicial conocida ayer: los tribunales decretaron la suspensión cautelar de la licencia de obrasdel proyecto -la resolución no entra en el fondo del asunto (si la autorización es o no legal) y es recurrible ante el TSJA-. Dicha derrota llega cuando se ve que el tanatorio ya ha dejado de ser una prioridad para el bipartito, pese a todo lo que han corrido los socialistas por ejecutar una iniciativa con la que pretenden dar estabilidad económica a Cecosam.

El rechazo de Tanatorios de Córdoba a la actuación prevista en San Rafael (1,8 millones de inversión municipal), por cuestiones urbanísticas y de competencia desleal, incluye movilizaciones de la plantilla. Y las manifestaciones no son populares cuando se van acercando las municipales (mayo).

De hecho, esta empresa municipal en sus alegaciones contra la suspensión de la licencia, que llevó a los tribunales Tanatorio de Córdoba, sostuvo que sería «prematura e inútil», porque el permiso «aún no ha adquirido eficacia pues se condiciona el inicio de la obra a la aportación y subsanación de determinada documentación» para lo que tiene un año desde su concesión.

O sea, tanto correr lo único que ha dejado es una licencia de Urbanismo con muchos elementos a corregir, como reconoce la propia Cecosam. La Gerencia de Urbanismo utilizó un polémico procedimiento exprés para darle en agosto luz verde a la autorización de esta obra, pero fijó un largo listado de medidas correctoras para el tanatorio: aumentar la insonorización, modificar el sistema de climatización, variar las salidas, aumentar la resistencia al fuego o tener un equipo que dé luz en caso de cortes.

Con la mirada puesta en las urnas, el gobierno local, sobre todo el PSOE, intenta desprenderse de polémicas. Así pasa a un segundo plano el cerco a Cosmos por quemar residuos no peligrosos para generar combustible de consumo interno o intenta desactivar el conflicto de los bomberos, cansados de la falta de personal y de los impagos de los turnos extra que se les obliga a realizar para cubrir el servicio.