Zona donde fue localizado el cadáver del menor ahogado en los Baños de Popea
Zona donde fue localizado el cadáver del menor ahogado en los Baños de Popea - ÁLVARO CARMONA
Sucesos

El juzgado investiga vídeos sobre las circunstancias de la muerte del menor en los Baños de Popea

Las grabaciones fueron hechas por varios compañeros en las que se ve a la víctima nadando y jugando con normalidad

CórdobaActualizado:

Juan David, de 13 años, alumno del Instituto de Educación Secundaria (IES) Pablo Antonio de Olavide de Fuente Palmera, falleció ahogado la noche del pasado martes en una de las pozas del paraje natural Los Baños de Popea, situado en la barriada periférica de Santa María de Trassierra, en el término municipal de Córdoba.

Minutos antes de su desaparición, en torno a las 20.00 horas, nada hacía presagiar que el niño, de origen boliviano iba a sufrir este trágico final. Según ha podido saber ABC, los compañeros de excursión con los que estaba habían grabado varios vídeos con sus móviles en el que aparecía la víctima en el agua jugando con el resto de compañeros, haciendo señales con las manos y nadando aparentemente bien.

Unos vídeos que han sido recogidos por la Guardia Civil para entregárselos al Juzgado a fin de determinar las posibles causas de lo ocurrido y determinar el momento en que dejó de estar junto a sus compañeros.

Juan David llegó hacía poco más de un año a la colonia procedente de Bolivia, después de que se complicara durante años la reagrupación con sus padres, trabajadores en esta localidad: su madre en el sector textil de moda nupcial y su padre en el campo, y sus otros dos hermanos menores.

Feliz con su nueva vida

Juan David estaba ilusionado con su nueva vida en Fuente Palmera, donde sus progenitores se habían comprado una casa y estaba «totalmente integrado» en su instituto, con su entorno familiar normalizado e incluso formaba parte del equipo de fútbol local.

La fatal noticia llegó a la 1.30 horas de la madrugada del miércoles, cuando efectivos del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SEIS) localizaron a unos tres metros de profundidad en los Baños de Popea el cuerpo sin vida de Juan David, que había desaparecido alrededor de las 20.00 horas de la tarde anterior, en concreto en el fondo de una de las pozas de este paraje natural. El chico disfrutaba de una actividad de multiaventura al aire libre programada por el Instituto Colonial de Fuente Palmera al que pertenecía, que incluía el uso de bicicletas.

La autopsia confirmaba como causa de la muerte el ahogamiento, «porque tenía los pulmones encharcados», según señalaron a ABC fuentes judiciales. El rostro del joven presentaba rozamientos en la cara, probablemente de una roca. En cualquier caso, no presentaba ningún golpe fuerte sino roces a buen seguro provocados cuando intentó salir del agua. Se baraja que pudo haber tenido algún calambre en la poza y que no pudiera salir sin que se percataran de ello el resto de compañeros que le acompañaban. Los forenses lo constatan dadas las bajas temperaturas que tenía el agua, y que por ese motivo ya no pudiera salir.