Lugar donde tuvo kugar el tiroteo en la localidad de Montoro
Lugar donde tuvo kugar el tiroteo en la localidad de Montoro - Archivo
Tribunales

La Fiscalía pide 8 años de cárcel para el hombre que disparó a su exabogado en Montoro

Consideraba que no estaba haciendo bien su trabajo y le acabó perjudicando

CórdobaActualizado:

Juan O.M., de 58 años, autor confeso de los disparos a su abogado en Montoro el 19 de abril de 2016 cuando el letrado salía de su casa a las 08.30 horas de la mañana, se enfrenta a penas que suman ocho años y tres meses acusado por la Fiscalía de un delito de asesinato en grado de tentativa y otro de obstrucción a la justicia.

Según la calificación de la Fiscalía, a la que ha tenido acceso ABC, entre los años 2007 y 2011, entre el abogado y el cliente surgieron discrepancias derivadas de lo que el acusado, de marcado carácter irascible, entendía como una «inadecuada llevanza del asunto» por lo que en octubre de 2011, el letrado renunció a seguir con la defensa legal. Antes de que finalizase ese año, el letrado y el acusado mantuvieron una entrevista en el que el acusado llegó a decirle repetidamente lo siguiente: «Te vas a acordar de mí».

El acusado, movido por el ánimo de acabar con la vida del letrado montoreño, se dirigió a las 08.30 horas a la puerta de la vivienda del letrado con una escopeta de cañones yuxtapuestos y cartuchos. Apostó su vehículo en las cercanías del despacho del letrado que se encontraba unos números más abajo de la misma calle, y allí lo esperó, dice la Fiscalía.

En el tórax y el abdomen

Sobre las 08.50 horas, apareció en el lugar el letrado camino de su despacho con unos expedientes y una botella de agua bajo los brazos momento que aprovechó el acusado para salir del vehículo con la escopeta cargada, y sin darle tiempo a reaccionar, le disparó a unos 10 metros de distancia, a la altura del tórax y el abdomen, lo que provocó que el letrado cayera gravemente herido. En ese momento, el acusado se dirigió nuevamente a su vehículo saliendo de forma apresurada en la zona para acceder finalmente a la autovía A-IV en dirección a Córdoba.

El acusado llegó a la capital sobre las 09.30 horas, acudiendo a la Comisaría de la Policía Nacional en Campo Madre de Dios donde reconoció espontáneamente a los policías que minutos antes había disparado a un abogado. El acusado fue detenido en comisaría.

La Fiscalía pide además de la pena de prisión -atenuada por confesión y por trastorno de personalidad- una indemnización de 206.471,24 euros por las secuelas al letrado, así como la prohibición de aproximación o comunicación con él diez años después de salir de prisión.