COMERCIO

El desfile con chicos Down de Álvaro Moreno abre una multitudinaria e inclusiva Shopping Night de Córdoba

El centro se entrega a la gran noche de las compras con descuentos en unos 300 negocios

CÓRDOBAActualizado:

Hay una noche al año en que los negocios hacen de la calle una extensión de sus locales. El «género» de las tiendas traspasa el cristal del escaparate y, en tiempos donde las estudiadas estrategias de marketing online marcan la tendencia, el pequeño comercio se quiebra la cabeza para llevar a la vía pública las iniciativas más originales. La Shopping Night de Córdoba es más una fiesta que un evento promocional destinado a hacer caja. Que también.

Lo saben los cerca de 300 comercios que participan en la gran noche de las tiendas. Y lo sabe su representante, el presidente de Centro Córdoba Manuel Blasco, que resta importancia a las ganancias que pueden producirse en la Shopping Night. Lo verdaderamente importante, defiende, es su valor para llenar las calles con vecinos de Córdoba y su provincia. La capacidad de hacer marca con una iniciativa impulsada desde el pequeño comercio local y por el pequeño comercio local.

En la octava edición de la cita, todos los flashes se los llevó el desfile de moda de Álvaro Moreno, que quiso sumarse a la convocatoria en su primer año en las Tendillas con una propuesta solidaria: niños y jóvenes con Síndrome de Down desfilaron con sus diseños levantando los aplausos de los centenares de personas que se congregaron para verlos.

Entretanto, ríos de gente circulaban Gondomar arriba, Gondomar abajo, virando hacia Cruz Conde y vuelta a empezar. La Shopping Night sobresalía de las principales arterias del comercio, buscando hueco en las pequeñas vías transversales, de San Álvaro a Góngora, con el pequeño comercio como gran protagonista de una velada que, pese a su título, empezó de día y se prolongó durante las primeras horas de la noche.