David Dorado y Salvador Fuentes, ayer en rueda de prensa
David Dorado y Salvador Fuentes, ayer en rueda de prensa - ABC
Política

¿Cómo será la rebaja fiscal en Córdoba anunciada por PP y Cs?

José María Bellido prometió bonificar el IBI, el «sello del coche» y el impuesto de construcciones, entre otros

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cogobierno de PP y Cs anunció ayer que esta semana estará lista la ordenanza fiscal que regulará los impuestos municipales para el año 2020. Aunque el gobierno local no quiso avanzar los detalles, dejándolos para más adelante, es posible saber las líneas generales a tenor de las promesas electorales realizadas en campaña.

El PP concurrió con un programa que, en lo económico, se apoya en una rebaja de impuestos. La teoría es que así se fomenta la actividad económica, al haber más dinero en los bolsillos de los ciudadanos y menos en las arcas municipales, que de todos modos están a rebosar. Durante la pasada campaña, José María Bellido se lanzó a cuantificar esa rebaja: serían 60 millones menosde recaudación durante el mandao, a 15 millones cada año. O lo que es lo mismo, cada cordobés se ahorraría en torno a 181 euros de media en los próximos cuatro años.

Los impuestos que más deberían bajar, de acuerdo a las promesas de Bellido, son el de construcciones (ICIO) y las plusvalías en casos de herencia de familiares dierctos. En ambos casos el alcalde prometió una eliminación efectiva en la práctica, aunque no total puesto que no lo permite la ley. Lo que el PP quiere hacer es bonificar ambos impuestos al 95%.

El impuesto con el que más recauda del Consistorio es el IBI. En este caso, Salvador Fuentes, portavoz del PP, anunció ayer que «se va a tocar a la baja», sin concretar más. Bellido dijo en campaña que quiere bonificarlo hasta el 90 por ciento para las familias numerosas y que también habría reducciones para las viviendas del Centro histórico.

El impuesto de vehículos, conocido como el «sello del coche», será otro de los impuestos en los que bajará la recaudación. El actual alcalde aseguró durante la campaña que sería un 10 por ciento más económico que hasta ahora.

PP y Cs tienen que negociar las ordenanzas fiscales, lo cual no debería ser un problema. Ambos partidos llevaban en sus programas la rebaja fiscal, y ya es cuestión de detenerse en los matices. Por ejemplo, Cs prometió bonificar mucho más el impuesto de vehículos, pero están mucho más cerca en cuanto a las plusvalías y el IBI, que la formación liderada por Isabel Albás también prometió tocar a la baja.