Baños de Popea, donde desapareció el menor
Baños de Popea, donde desapareció el menor - ARCHIVO

Niño muerto CórdobaEl niño muerto en los Baños de Popea de Córdoba falleció ahogado

El cuerpo del menor, que participaba en una excursión de su instituto, se halló en una poza de tres metros de profundidad

CÓRDOBAActualizado:

El menor de 13 años que desapareció en la tarde de este martes en Trassierra ha aparecido muerto, según han confirmado a ABC fuentes de la búsqueda. El cuerpo sin vida del niño ha sido encontrado en el interior de una cueva próxima a la zona de los Baños de Popea. El chico disfrutaba de una actividad de multiaventura al aire libre programada por el Instituto Colonial de Fuente Palmera al que pertenecía.

La autopsia, realizada hoy, miércoles, confirma como causa de la muerte el ahogamiento, según han señalado a ABC fuentes judiciales. El rostro del joven presentaba rozamientos en la cara, probablemente con una roca. Quizás, provocados cuando intentó salir del agua. Se baraja que pudo haber tenido algún calambre en la poza y que no pudiera salir.

Fuentes del servicio municipal de Bomberos, que desplazó allí a casi todos sus efectivos e incluso acudieron integrantes del cuerpo que estaban de descanso, han señalado que el cuerpo del niño fue hallado en el interior de una fosa -de tres metros de profundidad, según ha señalado el servicio de Emergencias 112-, de difícil acceso y escarpada.

Interlocutores consultados en los bomberos han añadido que fueron difíciles las tareas para poder sacarlo y han añadido que el cuerpo fue hallado debajo del agua.

La desaparición del menor se denunció pasadas las 20.00 horas del martes, cuando la Guardia Civil recibió la llamada de los monitores que antes de regresar a Fuente Palmera se percataron de la falta del niño.

De inmediato, el Instituto Armado dio aviso a las patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, al Seprona, al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil, así como a los Bomberos y la Policía Local de Córdoba, que han batido la zona hasta que han hallado el cuerpo, pasada la medianoche.

El menor se perdió cuando jugaba con un compañero de la misma edad en la zona, que fue el último en verlo.