Rudovic intenta zafarse de un rival durante este curso
Rudovic intenta zafarse de un rival durante este curso - RODRIGO JIMÉNEZ/EL NORTE DE CASTILLA
BALONMANO

El Ángel Ximénez AVIA Puente Genil pierde contra el Helvetia Anaitasuna peleando hasta el final (31-29)

Los de Julián Ruiz estuvieron metidos de lleno en el partido sin obtener algún punto

CÓRDOBAActualizado:

El Ángel Ximénez AVIA Puente Genil no pudo refrendar su mejoría tras perder 31-29 frente al Helvetia Anaitasuna. El equipo sureño fue a remolque durante la segunda mitad, lo que no le impidió estar metido de lleno en la lucha por los puntos. Sin embargo, los locales consiguieron una ventaja definitiva a falta de un minuto que acabó con el ímpetu visitante.

Julián Ruiz, técnico del cuadro pontano, dirigió su segundo compromiso con la esperanza de sumar una nueva victoria que les alejase de la zona de descenso. El Helvetia Anaitasuna, por su parte, llegó a la cita acusando la acumulación de encuentros en tres competiciones diferentes: Asobal, Copa EHF y la Copa del Rey. De hecho, el equipo de Juanto Apezetxea encadenó cuatro derrotas en las últimas semanas y necesitaban un triunfo para revertir la mala dinámica y acercarse a puestos europeos.

La igualdad fue la nota predominante durante el arranque del choque. Ninguno de los equipos consiguió alejarse en el tanteador propiciando un acierto prácticamente completo en las acciones ofensivas. De hecho, cumplido el minuto 10, navarros y andaluces empataban a cinco tantos gracias a la participación anotadora de Raúl Nantes y Nacho Moya y a las pérdidas del equipo visitante a la hora de hilar acciones arriba.

El ritmo tan parejo en «La Catedral» del balonmano nacional no remitió a medida que el descanso se aproximaba. El Ángel Ximénez desperdició una ventaja de dos goles (7-9) para dar paso a un tramo donde el Anaitasuna se hizo fuerte en defensa contando con una renta corta a su favor (13-11). Pese a ello, los de Juanto Apezetxea consiguieron marcharse a los vestuarios uno por encima (16-15) debido a la transformación desde los siete metros de Carlos Chocarro en los últimos segundos.

El segundo acto conservó las sensaciones vividas tiempo atrás, es decir, un duelo abierto donde cualquier fallo podría costar caro. Los norteños lograron colocarse 19-16 merced a un buen gol materializado por Chocarro. Pero el Ángel Ximénez no dio su brazo a torcer y ofreció buenos minutos en pista sustentados en la actuación bajo palos de Álvaro de Hita y la definición de Juanlu Moyano (20-19).

Esa imagen se fue difuminando por momentos a medida que el cronómetro consumía minutos y los pamploneses dieron un golpe sobre la mesa marchándose cuatro arriba (23-19). La diferencia existente en el Pabellón Anaitasuna se antojó insuficiente por los precedentes previos, por lo que Apezetxea pidió tiempo muerto para corregir varias jugadas y privar así a los cordobeses de la posible reacción.

Sin embargo, los de Ruiz se mantuvieron en el partido prácticamente hasta la recta final. Leo Almeida, a falta de tres minutos, acercó el resultado a uno (29-28) y ofreció unas alas a su equipo que se cortaron de cuajo tras otra pérdida de Rudovic. El Helvetia se cerró bien atrás y consiguió sentenciar la contienda con el definitivo 31-29.