SEMANA SANTA

Semana Santa de Córdoba 2019 | Un Martes Santo radiante para seguir soñando

Los cordobeses se lanzan a las calles para seguir a las seis hermandades en una jornada primaveral

Actualizado:

Como si nunca hubiese llegado la noche del Via Crucis y las Ánimas del Lunes Santo se estrenaba la jornada siguiente con la misma luz que regó a las hermandades de Córdoba en los días previos. Un Martes Santo radiante, de calor y gentío, prorrogó una Semana Santa que está siendo efectivamente radiante, de calor y de gentío. La solemnitud de la Universitaria estrenó la jornada casi al tiempo que el Señor del Buen Suceso abandonaba San Andrés para ser recibido por una multitud de fieles. Pasaban algunos mintuos de las cinco de la tarde y un sol de justicia amenazaba con hacer más dura la espera pero más brillante el día.

El imponente Cristo de la Universidad hace que el silencio se haga a su paso y al de la Virgen de la Presentación, aunque entre el público siempre haya alguien que mande callar a otro. Era la primera vez que el Buen Suceso pasaba por la Plaza de la Magdalena, y el hito regaló una nueva estampa para la Semana Santa de Córdoba como el año pasado lo hizo la Virgen de la Salud, de la hermandad de la Agonía, procesionando por primera vez. En su segunda oportunidad recibió incluso la visita del presidente de la Junta en la Catedral antes de iniciar su recorrido por la ciudad camino al barrio del Naranjo. La Santa Faz dio cuenta de la buena senda por la que discurre su palio con el estreno de las bambalinas traseras bordadas. Otra estampa inédita.

Cada año se consolida la popularidad de la Plaza de la Trinidad y sus aledaños como lugar de encuentro para los fieles a la Semana Santa. El contraste de la vetusta Judería con estéticas más modernas como las de la calle Fleming ganan también adeptos que agradecen la puntualidad en los horarios que primero se estiman y luego se intentan cumplir, aunque tampoco les faltó público a Capuchinos, María Auxiliadora, San Pedro o Cardenal González.

El rojo fue el color de los misterios de la Agonía, la Sangre y el Prendimiento; aunque un rojo clavel para los dos primeros y exorno de rosas rojas para el último. La Virgen de la Trinidad se rodeó de blanco champán, rosa y azul mientras que la Santa Faz optó por una variedad floral y de tonos en una jornada en la que las seis hermandades protagonistas disfrutan del Martes Santo cruzando los dedos por que la primavera se siga portando bien como hasta ahora.