Los hermanos de la hermandad del Rocío de Córdoba llegan a la hacienda de Bujalmoro
Los hermanos de la hermandad del Rocío de Córdoba llegan a la hacienda de Bujalmoro - Rocío Córdoba

RO,MERÍA DEL ROCÍO 2019Rocío 2019: Bujalmoro, el lugar en el que los rocieros cordobeses recuerdan a los que ya no están

Los romeros de la filial cordobesa pasan por este lugar el martes, antes de llegar al parque periurbano de la Corchuela

CórdobaActualizado:

En el camino del Rocío hay momentos para todo: para cantar, para bailar, para rezar, para caminar y, sobretodo, para recordar. Precisamente, la hermandad del Rocío de Córdoba tiene un lugar «por excelencia» para pensar en aquellos que en otros años han compartido el caminar hacia los pies de la «Blanca Paloma».

Así, el martes, al llegar a la hacienda de Bujalmoro, todavía en tierras sevillanas y antes se sestear en el parque periurbano de la Corchuela, al romero cordobés «se le erizan los bellos» y la vista, inevitablemente, se dirige hacia el cielo, pensando en aquellos rocieros que ya no están.

Los pies parece que van solos, conocen el camino a la perfección y van hacia una pequeña capilla, instalada en el patio interior de esta hacienda, en la que se encuentra un cuadro con una imagen de una Inmaculada Concepción. Allí, ya es tradición que los romeros canten las sevillanas «Dios te guarde, Señora», en honor de los que se fueron y, especialmente, de un rociero cordobés «El Pesas».

Posteriormente, tras cantar la salve de la hermandad del Rocío de Córdoba, cantar y bailar sevillanas junto al Simpecado, los peregrinos continúan su caminar para atravesar este miércoles la barcaza de Coria del Río y llegar el viernes a la aldea marismeña.