Concierto Cuaresmal de la Orquesta Córdoba
Concierto Cuaresmal de la Orquesta Córdoba - Rafael Carmona
ACTOS

Un concierto cuaresmal cargado de simbología

El estreno de «La Expiración» destaca en el repertorio de la Orquesta Córdoba con una gran ovación del Teatro Góngora

CórdobaActualizado:

La Cuaresma agota sus días, pero la Orquesta Córdoba la llena de sones de Semana Santa. Este domingo, la formación musical ofreció un repertorio cargado de simbología ante el Teatro Góngora, que en varias ocasiones ovacionó la propuesta musical cofradiera de la Orquesta. Un cambio de ubicación que sirvió como escenario para vivir el estreno de «La Expiración», dedicada a la corporación de San Pablo.

El concierto, dividido en dos partes, contó con varios bloques de marchas dedicadas a la Semana Santa de Córdoba y Sevilla. En el primer bloque, dedicado a la Semana Mayor sevillana, la Orquesta interpretó «El Corpus», de Braulio Uralde, «Concepción Inmaculada», de Juan Antonio Pedrosa y «Valle de Sevilla», de José de la Vega.

En el segundo bloque, Córdoba y su Semana Santa estarían presentes, con marchas cargadas de simbología como «Santísimo Cristo de Gracia», de Reginaldo Barberá Jornet, dedicada al 400 aniversario de la llegada de la imagen a la ciudad. Pero el momento más emotivo del acto llegaba con dos estrenos. La versión de orquesta de «Expirando en tu Rosario», de Antonio Pantión, y «La Expiración», de Pablo Martínez Recio. Ésta última, dedicada a la corporación de San Pablo, recibió una gran ovación por parte del público del Góngora.

Antes del estreno, Pablo Martínez Recio, recibió un obsequio de la Agrupación de Cofradías de Córdoba por la creación de esta nueva pieza musical. El compositor agradeció a la propia Agrupación de Cofradías, al compositor Alfonso Lozano, a su banda y a la Orquesta el apoyo prestado.

En la segunda parte del concierto, sonaron de nuevo marchas procesionales representativas como «Cómo Tú, ninguna», de David Hurtado, «Virgen del Valle», de Vicente Gómez-Zarzuela y «Jesús de las Penas», de Antonio Pantión. Cerraron el concierto las composiciones «Jesús Caído», de Enrique Báez, «Paloma de Capuchinos», de Francisco Melguizo y «Saeta Cordobesa», de Pedro Gámez Laserna.

La Orquesta se despidió, como en ediciones anteriores, con la marcha «La Madrugá», de Abel Moreno.