Bodiger habla con el banquillo tras el segunfo gol en Tenerife
Bodiger habla con el banquillo tras el segunfo gol en Tenerife - LOF
ACTUALIDAD

La recomposición del Córdoba CF

Los jugadores fichados en el mercado de invierno muestran una rápida adaptación al grupo

CórdobaActualizado:

El Córdoba que jugó en Tenerife representa en sí mismo la revolución que necesitaba el equipo que dirige Curro Torres para pensar que el posible el milagro de la permanencia. De salida, salieron cinco de los siete incorporados en el mercado de invierno y la respuesta de todos fue satisfactoria.

De primera mano, da la sensación que el trabajo de Rafael Berges a la hora de recomponer la plantilla ha tenido una respuesta satisfactoria. Si cabe, esa labor tiene aún más valor al entender que muchas de esas incorporaciones se efectuaron en poco más de 48 horas, aunque demuestra que responde a un buen trabajo de campo realizado desde el primer día de septiembre.

Defensa

Los primeros pasos que dio el Córdoba en el mercado de invierno estaban orientados hacia el eje de la zaga, independientemente de que el primer jugador en anunciarse fuera el delantero José Ángel Carrillo. Y es que el principal problema del Córdoba pasaba por el de la retaguardia. Sus números resultan aún escandalosos, puesto que ha encajado 45 goles en 25 jornadas de Liga. Y esos números, sin duda, llevan una proyección muy peligrosa que podría acabar en uno de los peores registros de la historia en la categoría.

Para paliarlos, Berges, como director deportivo, tenía claros los pasos a seguir. El primero pasaba por resolver la situación de Aythami. Una vez aclarado que su futuro estaba en la UD Las Palmas, había que buscar un relevo de garantías. Y así en el horizonte pasó el perfil de Miguel Flaño, con pocos minutos en Osasuna pero con ganas de despedirse a lo grande del fútbol.

El navarro, con sólo 7 minutos en Liga, optó por salir y ha demostrado que se está poniendo a tono de una manera contundente. Dos partidos y la capitanía así lo reflejan. En sí, Flaño tiene poso deportivo y también emocional, circunstancia que es básica para el vestuario.

Pero el fichaje de Flaño no era suficiente para reforzar la zaga. Inicialmente, el elegido era Josema, quien había dado por finalizada su cesión en el Sochaux, de la Ligue 2 de Francia. Sin embargo, los problemas de inscripción obligaron a buscar otra solución en el mercado. Y, vista la situación, se apostó por otro perfil veterano en la categoría como Chus Herrero, a quien la fulgurante temporada del Albacete le relegó a un segundo plano. Sin embargo, sus prestaciones son básicas para un equipo en la situación del Córdoba y prueba de ello es que la campaña anterior ya vivió una situación límite. Con todo, esta incursión en el equipo puede experimentar un receso, ya que ayer se confirmó que sufre un esguince en su rodilla izquierda que le hace ser duda para Granada y Almería.

Por cierto, que el hecho de contar con cuatro centrales en la plantilla posibilitan al técnico apostar por una defensa de tres en el eje central. En sí, una buena fórmula para proteger a un equipo que sufre en demasía en la zona de cobertura. Porque a ellos se suman Luis Muñoz y Quintanilla.

En cuanto a los laterales, la llegada de Álex Menéndez viene justificada por la salida en forma de traspaso de Javi Galán. El jugador asturiano, con rodaje en la Superliga de Grecia, cuenta también con una dilatada experiencia en el fútbol español. Especialmente, entre el Sporting de Gijón y el Reus. Por lo tanto, se ha integrado rápidamente al equipo. Además, su virtud pasa porque es un lateral que puede reconvertirse a carrilero y no como sucedía en la configuración inicial de la plantilla que era al revés tanto en los casos de Galán como de Quezada, quien parece que ahora tendrá que ganarse el puesto ante la efervescencia del recién llegado. Incluso, Menéndez no tendría problemas para adaptarse a un defensa de cuatro como le sucedió el curso pasado con el Reus.

Media

Otro de los puntos débiles que se le presentaban al Córdoba en el mercado de invierno era el del centro del campo. Concretamente, en el sentido de buscar un «jefe», algo que parece que ha hallado en la figura del francés Yan Bodiger.

El galo ha demostrado un espíritu combativo en su parcela en la lucha por la recuperación de balones hasta el punto de que ya asume esa función en solitario por delante de los defensas, circunstancia que también libera a Aguado y De las Cuevas para generar juego. Pero ese estilo no está exento de calidad. Suele prodigarse en acciones de estrategia buscando el gol, pero también presenta entre sus habilidades un gran desplazamiento de balón. Por lo tanto, un jugador muy completo y con la necesidad de reivindicarse con vistas la futuro en el Toulouse.

Delantera

En esta zona el Córdoba ha realizado tres movimientos durante el mercado de invierno. Y lo sorprendente es que no era la faceta en la que el Córdoba presentaba más problema a lo largo de la temporada. Porque es cierto que Piovaccari, con siete tantos, ha tenido un papel protagonista fundamental, aunque, tal vez, se ha entendido su «soledad» y por ello se acometieron dos operaciones para complementarlo.

De un lado, el club apostó por Carrillo, un delantero que ha convencido de primeras a Curro Torres con dos titularidades de dos posibles. De los fichajes de invierno, es el único que ha firmado por más de una temporada y su formato es de delantero fuerte y fijador. Lo curioso es que no presenta una tarjeta goleadora importante, pero sí ofrece un interesante trabajo de desgaste.

En ese sentido podría ser un gran complemento para Piovaccari, puesto que a Curro Torres le gusta como revulsivo en las segundas mitades. De hecho, así es como llegaron la mayor parte de sus goles en lo que va de temporada. Pero no se conformó el Córdoba exclusivamente con el murciano.

También incorporó para su causa a Neftali, quien tiene la virtud de ser un comodín. Es decir, el angoleño cedido por el Sporting puede actuar en los tres frentes del ataque, circunstancia que ya quedó patente en el duelo ante el Albacete cuando ocupó el costado izquierdo. En sí, habla de su versatilidad que podría ser aplicable a distintos esquemas de juego. Carbonell no ha podido debutar aún.