El técnico del Córdoba CF, José Ramón Sandoval, antes del partido ante el Lugo
El técnico del Córdoba CF, José Ramón Sandoval, antes del partido ante el Lugo - VALERIO MERINO
BALANCE

Los puntos calientes de la reacción del Córdoba CF

El equipo blanquiverde ha recortado la distancia con la permanencia de 13 a siete puntos

CÓRDOBAActualizado:

El Córdoba CF lleva tres victorias consecutivas que han disparado la euforia en el cordobesismo. La distancia del equipo con la zona de permanencia ha quedado reducida a solo siete puntos cuando era de 13 hace apenas tres semanas. Ahora es uno más de la pelea. Por delante tiene 12 jornadas para recortar la misma distancia que redujo en tres partidos. Hay tiempo. Es momento de prudencia. Pero, ¿cuáles han sido las claves de la recuperación cordobesista?

La primera piedra la pusieron el presidente y máximo accionista del Córdoba CF, Jesús León, y el director general deportivo, Luis Oliver, con la reconstrucción de la plantilla en los tres días frenéticos con los que finalizó enero. La inversión permitió realizar diez fichajes de los que solo ocho están activos. Han sido suficientes para darle un nuevo aire a un equipo que iba directo rumbo a Segunda B con González sin posibilidad de reforzarse. La calidad de los fichajes está fuera de toda duda. De hecho, la mitad de ellos han tenido experiencia en Primera.

Otro de los cambios que han dado un plus al Córdoba CF ha sido la llegada de José Ramón Sandoval al banquillo de El Arcángel. El técnico madrileño ha aportado la experiencia en estas situaciones que le faltó a los tres entrenadores anteriores. Además, ha sido el que más ha creído en la salvación desde que llegó. Tanto, que su mensaje de ilusión ha calado en los jugadores y también la afición, que ahora sí cree en la permanencia.

Fuera del ámbito anímico o psicológico, Sandoval también ha aportado un juego más práctico sin prioridad absoluta a la posesión y al toque. Al equipo ahora no le cuesta dar pases en largo desde la línea defensiva. En cualquier caso, también ha sido sólido con el balón cuando la ocasión lo ha permitido. Además, ahora el equipo está más replegado y ordenado en defensa. Es más seguro y agresivo. Ha ganado en seguridad defensiva. Siempre ha acertado en lo que ha necesitado el equipo en cada momento con los cambios.

Otro factor diferencial del nuevo Córdoba CF se llama José Antonio y se apellida Reyes. El futbolista sevillano, habituado a levantar títulos durante su carrera deportiva, es un jugador que empieza a marcar diferencias en Segunda, a pesar de que todavía no está a pleno rendimiento físico. Desde el banquillo, el utrerano se ha convertido en el jugador más decisivo del Córdoba para desequilibrar los últimos partidos. Por ejemplo, el sevillano ha dado las dos asistencias del gol del triunfo de los dos últimos partidos ante Alcorcón y Lugo.

Sin duda, en el terreno de las aportaciones tampoco se puede olvidar a Aythami. Que ha dado al equipo el carácter que le faltaba. Es el primero que defiende, el primero que protesta al colegiado, el primero que busca que el rival pierda los nervios y el primero para rematar las acciones de estrategia. Además, se ha hecho con el control del vestuario. Es el líder. Ayer pudo compartir unos minutos con León y Oliver en un céntrico restaurante de Córdoba. Incluso, hay que poner en valor la aportación de Narváez, que ha hecho dos goles en apenas cinco partidos.

Son las novedades más importantes de los que han llegado nuevos para fomentar la reacción del Córdoba. Pero hay otros factores que ya estaban en el club. El caso más destacado es el de Sergi Guardiola. El delantero jumillero lleva la friolera de 18 goles esta temporada en partidos oficiales. Son 16 en la Liga y dos en la Copa del Rey. Guardiola no ha parado de hacer goles decisivos. Lo hizo frente al Valladolid y también contra el Lugo. Para dar dimensión a sus números basta señalar que ahora mismo supera las cifras de Florin Andone hace dos cursos.

En la recuperación tampoco se puede obviar la decisiva parada de Pawel Kieszek en el penalti ante el Valladolid. Esa jugada marcó el punto de inflexión de la temporada. El portero polaco lleva cinco penaltis parados esta temporada.

En definitiva, todos esos ingredientes (inversión en enero, la llegada de Sandoval, las diferencia que marca Reyes, el liderazgo de Aythami y los goles de Guardiola) han hecho que el resto del equipo se crezca. Jugadores que no tenían participación o lo hacían con un rendimiento muy bajo ahora son determinantes. El ejemplo más evidente es el crecimiento que ha tenido Miguel Loureiro desde la lesión de Fernández hace dos jornadas. Incluso, cómo Edu Ramos ha duplicado su aportación.