Aythami, junto a los escudos del Córdoba CF del túnel de vestuarios
Aythami, junto a los escudos del Córdoba CF del túnel de vestuarios - RAFAEL CARMONA
ENTREVISTA

Córdoba CF | Aythami: «Con Sandoval han dado en la tecla, nos ha dado experiencia y gestión del grupo»

El central canario explica que tras el cambio de dueños «la gente tiene esperanza y antes vivía infeliz»

CÓRDOBAActualizado:

Aythami Artiles (Arguineguín, Gran Canaria, 1986) cumple 32 años en abril y se ha convertido en el líder Córdoba CF dentro y fuera del vestuario, aunque regatea esa etiqueta. Se le nota en sus palabras la pasión de los grandes futbolistas y el cariño por su profesión. El domingo marcó el gol decisivo del triunfo. Habla sobre la nueva propiedad del club y desprende halagos, que también llegan a la afición. Son dos motivos más, reconoce, que responsabilizan al vestuario. Admite que la llegada de Sandoval ha dado un plus de experiencia y motivación al grupo. El equipo ya ha dado dos pasos hacia la permanencia. Le quedan siete. Está convencido de que los darán.

El central canario apunta que estaría dispuesto a seguir incluso en Segunda, porque «ya ha habido conversaciones» por si se diera ese caso, aunque «confío» en la permanencia. Destaca que antes con González «me dicen que el equipo estaba abandonado y todo era un problema y una dificultad, e incluso en cosas muy pequeñas dentro del vestuario o en el funcionamiento del club. Incluso había cosas no se hacían y que no costaban ni dinero. Este club ha dado un giro importante».

De hecho, Aythami explica que «esta gente que ha venido nueva está haciendo todo lo posible y lo imposible para que estemos en las mejores condiciones para el fin de semana. Solo tenemos que acompañar con los resultados. Ellos se están desviviendo por nosotros y por cualquier pequeño problema que tengamos. Eso a nosotros nos llega y nos gusta, pero también sentimos una responsabilidad con ellos y con la afición. Estamos entrenando como animales para que cuando ganemos sea una victoria para disfrutarla todos.

A su jucio, «necesitábamos una victoria para que las cosas se vieran de otra manera. Si ganamos tres, será la leche. Mira cómo está la afición, la ciudad y nosotros». En cualquier caso, Aythami no pone coto a la euforia. «Está bien que la euforia se instale fuera, pero nosotros sabemos que el reto es muy difícil. Si el Lugo nos da un meneo, otra vez se viene todo abajo», apunta. Aythami asegura que «me gusta jugar bajo presión y al límite. Cuando eres futbolista, competir y jugar por algo que es casi a cara o cruz, me motiva. Sabemos que tenemos un objetivo muy, muy difícil, pero podemos conseguirlo».

De su gol en Alcorcón, asevera que «estaba muy contento por todo. Por mí, sí, porque es cierto que subo al ataque, marco y creo ocasiones... pero estoy súper contento porque fue un gol del equipo, del club, de la ciudad y de la gente que se desplazó. Fue súper bonito, pero prefiero que los marque Sergi y que sea Pichichi si puede». En cualquie caso, «no me considero líder y además hay unos capitanes. Es cierto que hablo mucho y mando desde atrás, pero es normal».

Aythami ve fundamental la llegada de Sandoval: «Ha aportado experiencia. Experiencia, sin duda. Tiene una gestión del vestuario, ¡puff! Esto para mí es lo fundamental de un entrenador. Sabe de fútbol. Sabe que viene a contra reloj. Llegó con una ilusión increíble. Tiene a todo el mundo enchufado. Se preocupa más de la gente que no juega que de la que juega. Eso es fundamental. Han dado en la tecla. El míster está haciendo lo que tocaba.

De la afición, admite que «me sorprende. La afición vivía infeliz antes y ahora la gente tiene una esperanza. Hace dos años este equipo estaba en Primera. La gente te para en la calle y te dice: “Si bajamos, el año que viene subimos seguro”. Eso no lo había vivido nunca y me parece increíble. No eres del Córdoba porque no has nacido aquí, pero te hacen que te sientas en deuda ellos y querer darle alegrías».

Lo que tiene claro Aythami es que el equipo se sale. «No sé qué va a pasar. Tenemos que centrarnos en nosotros y, aunque parezca mentira, dependemos de nosotros mismos», dice. Por eso, le dan igual los rivales. Solo sé que nosotros vamos a salir. Sé que caerán dos más además de los que ya parece que hay». Ojalá.