Judith Redondo, la hija de Quezada, durante su declaración a través de videoconferencia. - ABC | Vídeo: ATLAS
JUICIO ANA JULIA QUEZADA

La hija de Quezada: «Ella solo quería ir a la finca de Rodalquilar, porque decía que allí tenía paz»

Judith ha declarado hoy a través de videoconferencia desde Burgos y ha pedido expresamente no ver la cara a su madre

R. Pérez
AlmeríaActualizado:

En la sesión matinal del juicio contra Ana Julia Quezada por el crimen de Gabriel Cruz ha declarado como testigo la hija de la dominicana Judith Redondo desde Burgos a través de videoconferencia. De forma expresa ha solicitado que no quería verle la cara a su madre.

«Ella me llamó y me dijo que había desaparecido el niño», ha manifestado. Judith no conocía a Gabriel y mantenía una relación distante con su madre, pero aún así se desplazó con su pareja hasta Almería. De hecho, la joven no sabía que Quezada se había trasladado con su pareja a vivir a Las Negras.

La hija de Ana Julia durmió durante su estancia en Las Hortichuelas en la casa de la abuela del niño. Participó en las labores de búsqueda y apoyó a la familia. «Ella estaba siempre junto a Ángel, le daba muchos besos y abrazos», ha matizado.

Judith ha relatado que «no notó nada raro» en su madre, aunque le resultaba llamativo que de forma repetida le decía «el bueno cuerpo que se le estaba quedando y que iba al gimnasio». Para intentar agradar en esos días de búsqueda a Quezada, su hija le propuso ir a algún sitio a tomar algo. «Le pregunté que donde quería ir. Pero ella solo quería ir a la finca de Rodalquilar, porque decía que allí tenía paz», ha manifestado.

Así, se trasladaron a la finca, Judith con su pareja y su madre. «No tocamos nada, nosotros fuimos a dar una vuelta y ella se quedó junto a la piscina. No sé que estaría haciendo. Cuando volvimos se fumó un cigarro y nos vinimos a casa de la abuela. Estuvimos menos de veinte minutos, fue algo breve», ha declarado la joven.

Los abogados también han preguntado a la hija de Quezada sobre el uso de plantas venenosas, pero la chica ha dicho no tener constancia alguna y que con la familia materna en la República Dominicana no mantiene contacto alguno. Judith ha recalcado que «no quiere saber nada de su madre».