Momento de la detención por miembros de la Guardia Civil - ABC
Sucesos

Detenido cuando intentaba huir de España el asesino de la mujer hallada muerta en un vertedero de Almería

El cuerpo de su pareja fue descubierto en una planta de reciclaje por un operario el pasado 27 de septiembre

AlmeríaActualizado:

La Guardia Civil, en el marco de la operación DUMP, ha detenido al homicida de la mujer cuyo cadáver fue encontrado el pasado 27 de septiembre en el vertedero de Gádor (Almería). La detención de K.K., de nacionalidad mauritana y de 30 años, se ha producido en la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid cuando intentaba fugarse a su país natal. Se le imputa los delitos de homicidio doloso en el ámbito de la violencia de género y de denuncia falsa.

La investigación se inició cuando un operario de la planta de reciclaje de Gádor (Almería) dio aviso a los servicios de emergencias del hallazgo de un cadáver.

La Guardia Civil detectó en Roquetas de Mar una denuncia por la desaparición de una mujer marroquí formulada por su pareja. Los agentes identificaban positivamente el cuerpo hallado como el de la mujer de nacionalidad marroquí cuya desaparición se había denunciado.

Posteriormente, se averiguó que la víctima era una mujer que ejercía la prostitución en Roquetas de Mar y que el denunciante, era además de su pareja, su proxeneta.

Este estrecho seguimiento permitió conocer a los investigadores que en fechas muy recientes el ahora detenido se había deshecho de un vehículo de su propiedad mediante su cesión a un tercero, vehículo que los agentes comprobaron durante la investigación que lo había utilizado para trasladar el cadáver de la mujer.

Una de las pruebas del homicidio halladas por la Guardia Civil- ABC

Igualmente, se pudo conocer que K.K., se habría desplazado en fechas muy recientes a Madrid con el objeto de obtener un «salvoconducto» de la Embajada de Mauritania para permanecer en Marruecos, así como que había obtenido un billete de avión para viajar, de modo inmediato, a su país natal, previa escala, en el Reino Alauita, afianzando la idea de que el mismo, además de deshacerse de su vehículo para ocultar pruebas y evidencias, habría trazado un plan de huída de España al verse sin duda acosado por los agentes.

Cuando el mismo se encontraba en el Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid para viajar con destino a Casablanca (Marruecos), fue detenido por los agentes de la Guardia Civil de Almería.

El detenido se opuso a dar a conocer la dirección real de su domicilio, valiéndose para ello, de que llevaba viviendo en el mismo apenas dos meses. Ésto unido al férreo control al que sometía a la mujer fallecida, provocó que ni siquiera los propios familiares de ésta supieran donde vivía, dificultando su ubicación.

Pese a ello se localizó el domicilio en Roquetas de Mar y durante su registro se obtuvieron evidencias, que junto a las ya recopiladas, implicaban a K.K., con el homicidio.

Las diligencias instruidas junto con el detenido fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de los de Almería y que se encontraba en funciones de guardia en el momento de la detención, el cual decretó para K.K. su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.