Un centenar de personas se concentra al grito de «Asesina» a las puertas del juzgado de Almería - EP

ALMERÍAEl juzgado concede una ampliación para continuar investigando la muerte de Gabriel Cruz

Se prorroga la detención de la «autora material» confesa a petición de la Guardia Civil de Almería para poder seguir investigando en la finca de Rodalquilar

ALMERÍAActualizado:

Ana Julia Quezada, la «autora material» confesa de la muerte del pequeño Gabriel Cruz, declaró este miércoles en los juzgados de Almería. Lo hizo en Instrucción 5 de la ciudad andaluza, que está desde el martes en funciones de guardia y es el que se va a encargar de llevar el caso. Entró a las 13.00 horas, pese que la citación era a las 12.00 horas. La detenida estaba en dependencias judiciales desde las 7.00 horas. Tras escuchar su testimonio, el juez titular ha decidido pedir nuevas diligencias de investigación judicial para seguir ampliando las pruebas sobre los hechos, ante una solicitud de los investigadores del caso.

Según confirman a ABC fuentes oficiales, la Guardia Civil ha pedido la ampliación del período de detención de Ana Julia Quezada, puesto que aún se encuentran investigando y recogiendo pruebas de la finca ubicada en la pedanía de Rodalquilar en Níjar, lugar en el que murió y fue ocultado el cadáver del pequeño Gabriel Cruz, según la confesión de Ana Julia, durante doce días. Hasta que decidió sacarlo y llevárselo en el maletero del coche a Vícar, donde fuen interceptada por la Guardia Civil.

Durante la jornada de este jueves, los investigadores han seguido llevando a cabo pesquisas en la finca. Se trata de una inspección ocular en el área acotada donde se produjo el crimen. Los agentes, durante la reconstrucción de lo sucedido el martes por la tarde, tuvieron a la dominicana dentro de la casa y también en la zona del aljibe que hay junto a la edificación.

Vuelta al juzgado

Está previsto que la detenida vuelva a declarar el jueves a las 12.00 horas, donde se podrían determinar medidas cautelares. La presunta homicida volverá a pasar por sede judicial después de que la Guardia Civil relate los pormenores de la investigación en una rueda de prensa convocada para las 10.30 horas en la Subdelegación de Gobierno de la capital almeriense.

Los abogados aconsejaron a Ana Julia que colaborara con la investigación. Por esto, la dominicana volvió a relatar durante hora y media el crimen, según su versión. Contestó a las preguntas del juez, el fiscal y sus abogados. A las 14.30 horas, Rafael Soriano, titular del juzgado, tras acabar con la declaración de Ana Julia, concedió la prórroga a la Guardia Civil. No se dio paso la «vistilla» donde el juez dictamina la medidas a petición del Ministerio Público.

Cuarta noche en calabozos

Ana Julia fue entonces conducida de nuevo a la Comandancia de Almería, donde pasará la cuarta noche en los calabozos y donde continuará, a petición de la Guardia Civil, a la espera de que el magistrado decida sobre su situación penal. Será presumiblemente el jueves cuando la Fiscalía haga la petición de medidas cautaleres para que las adopte el juez, enviándola a prisión preventiva en base a los datos aportados en los interrogatorios judiciales, la confesión y los informes de la Guardia Civil.

En la calle, un grupo de personas se concentraron este niércoles de forma espontánea ante la bocana de salida de los calabozos de la Ciudad de la Justicia de Almería. La tensión subió cuando iba a salir la dominicana y los gritos pasaron de «asesina» a un coral «que la maten». Antes había pedido «justicia para Gabriel» y espetaron exacerbados a la Policía Nacional: «Matadla en los calabozos». La turba se agolpó en la puerta de la Ciudad de la Justicia, tras la marcha de Ana Julia y la retirada del cordón policial a la espera de la salida de los abogados, que actúan designados por el Colegio de Abogados de Almería en turno de oficio.