Tecnología - Videojuegos

Warren Spector: «La industria del videojuego ya gana más que la del cine»

El famoso diseñador de juegos electrónicos asegura tener pensadas más de 300 propuestas que aún no ha llevado a cabo

 Warren Spector: «La industria del videojuego ya gana más que la del cine»

La notoriedad de los asistentes del Fun & Serious, el festival de videojuegos que ha tenido lugar a lo largo de los últimos cuatro días en Bilbao, da buena muestra de la calidad y la importancia del evento. Hasta el Palacio de Euskalduna se han desplazado algunas de las mentes más brillantes de una industria que, solo en España, mueve alrededor de 700 millones de euros al año.

En este sentido, la figura de Warren Spector (Miami, 1955) ha brillado con especial intensidad. El estadounidense, que no ha perdido la ocasión de estar presente en esta última edición del 'Fun & Serious', es uno de los más destacados diseñadores de videojuegos que existen a día de hoy en el mundo. En su mente han tomado forma algunas franquicias de culto que han catapultado la industria, como Deus Ex o System Shock. Con especial cariño recuerda su paso por Disney, compañía con la que trabajó para dar luz a «Epic Mickey». Tal es su pasión por la «Fábrica de sueños» que, a pesar de que sus caminos se distanciaron, aún suele llevar puestos sus calcetines con el estampado del famoso ratón.

¿Volvería a trabajar con Disney si se presentara la oportunidad?

Si me lo pidieran, volvería a Disney en menos de lo que tarda en latir un corazón. Sin embargo, la única manera de volver a trabajar con ellos es que me subcontraten de alguna manera. Es triste, porque me sigue encantando su magia.

¿Es posible que la industria del videojuego sea ya más importante que la del cine?

Ya ganamos más dinero que el cine, en ese aspecto sí que lo hemos superado. Cada vez hay más gente que juega a videojuegos. Mi madre tiene 90 años y juega al solitario en el ordenador; y mi mujer es una apasionada del «World of Warcraft». De alguna manera, todo el mundo juega a algo. Ahora tenemos un público mucho más amplio y esperamos que siga creciendo y ampliándose en los años venideros.

¿Qué elementos ha de tener un buen videojuego?

Tengo una opinión muy marcada acerca de lo que necesita un videojuego para ser bueno, aunque nunca diría a nadie que dejara de jugar a alguno. En mi opinión, una entrega es buena cuando el jugador recibe una experiencia única. En los videojuegos podemos hacer algo que ningún otro medio puede hacer, que es animar a los propios jugadores para que cuenten sus historias. Podemos ofrecerles un problema y dejar que ellos mismos lo resuelvan y tengan una experiencia única. Es algo mágico.

¿En qué proyecto trabaja en la actualidad?

Formo parte de una «startup» que se llama «Otherside Entertainment». Allí estoy trabajando en el «System Shock 3», que es un proyecto francamente increíble, pues es la secuela de un juego en el que trabajé en 1994 y que sigue teniendo muy buena acogida. Las dos primeras entregas vendieron más de un millón de copias, y a la gente le sigue gustando.

De pequeño quería ser usted crítico de cine. ¿En qué momento cambió la gran pantalla por los videojuegos?

En realidad me sigue encantando el cine. Yo hice un Máster en cinematografía, y luego comencé un Doctorado. Por aquel entonces comencé a jugar a «Dragones y mazmorras», y me gustó tanto que me obsesioné. Trabajaba y veía películas todos los días, pero por las noches jugaba a «Dragones y Mazmorras». Un día me llamaron de una empresa de videojuegos y me preguntaron si quería trabajar con ellos. «¡Claro que sí!», les dije, porque de verdad me encantaban. De repente tuve la oportunidad de diseñarlos. Dejé mi Doctorado, algo que hizo llorar a mi madre durante diez años, aunque ahora está muy feliz.

¿Guarda algún proyecto bajo la manga?

Muchísimos. Lo que no se da cuenta la gente es que las ideas son fáciles. En mi disco duro tengo 300 propuestas de juegos, y he comenzado muchos de ellos que no he llegado a terminar. Uno de ellos es una comedia musical. No sé cómo se van a llevar a cabo, y por esa razón los quiero hacer, pues creo que sería muy divertido. Sin embargo nadie ha sido tan ingenuo para darme dinero para llevarlos a cabo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios