Sociedad

La suciedad y el ruido son para los estudiantes españoles los mayores problemas para convivir

Un estudio revela que los alemanes buscan a compañeros de piso sociables, mientras que los jóvenes italianos celebran las visitas de extraños o fiestas en casa

La suciedad y el ruido son para los estudiantes españoles los mayores problemas para convivir
La suciedad y el ruido son para los estudiantes españoles los mayores problemas para convivir - VALERIO MERINO
ABC - Actualizado: Guardado en:

La convivencia entre estudiantes no siempre suele ser buena, y menos si se comparte piso con jóvenes de distintas nacionalidades. Las costumbres y la cultura crean en ocasiones situacion en una vivienda compartida que pueden no ser siempre las más cómodas.

El regreso a las aulas ha sido el motivo por el que el portal de servicio de alojamiento Uniplaces ha realizado una encuesta entre más de mil estudiantes europeos sobre sus costumbres a la hora de compartir piso y qué situaciones no soportan cuando viven junto a otros estudiantes, y estas han sido las respuestas:

La falta de limpieza: Los estudiantes españoles lideran el puesto a la hora de no soportar convivir en un ambiente sucio. Por el contrario, los portugueses y los alemanes soportan mucho mejor la suciedad y el desorden, aunque todos coinciden en que este es el aspecto que menos soportan.

Robo de comida: No son pocas las veces que causan la falta de comida en la nevera de los compañeros de piso. El estrés en la época de exámenes o la falta de previsión a la hora de hacer la compra son factores que pueden provocar pequeños hurtos en la balda del frigorífico del estudiante de la habitación de al lado. A quienes más les molestan este tipo de actitudes son alemanes e ingleses, y los italianos, por el contrario, quienes más toleran estos episodios.

Exceso de invitados: La celebración de fiestas o cenas en casa no siempre son bien recibidas por todos los compañeros de piso, sobre todo por los alemanes y los franceses, que no soportan ver invadido su espacio por extraños. Sin embargo, los italianos celebran la llegada de gente a casa y aseguran que esto no les supone un problema de convivencia.

Mucho ruido: Curiosamente, son los españoles a quienes más les afecta el ruido a la hora de convivir.

Falta de socialización: La soledad y el disfrute del tiempo de ocio en soledad es una actividad que disfrutan con verdadero interés los ingleses y los portugueses. Por el contrario, los alemanes buscan un ambiente más social a la hora de compartir piso.

No cerrar la puerta con llave: El despiste o la falta de costumbre suele ser común entre algunos estudiantes, que no siempre se acuerdan de cerrar la puerta de casa de una forma segura. Este comportamiento es realmente detestado por los ingleses, mientras que los españoles y los portugueses son más indulgentes si alguno de sus compañeros se olvida de cerrar la casa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios