Sociedad

La OMS pide un mayor esfuerzo para frenar las enfermedades cardiovasculares en Europa

El consumo de tabaco, la falta de actividad física y el aumento de la obesidad impiden conseguir los objetivos marcados por la ONU para 2030

Fotograma del documental «Fed Up», sobre las mentiras tras las etiquetas con la denominación «light»
Fotograma del documental «Fed Up», sobre las mentiras tras las etiquetas con la denominación «light» - EFE

La oficina regional europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuya sede se encuentra en Copenhague (Dinamarca), ha pedido un mayor esfuerzo a los países miembros para reducir el consumo del tabaco, incrementar la actividad física y poner freno a la obesidad a fin de cumplir el objetivo marcado en la Cumbre para Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas que se celebró en septiembre del pasado año.

A pesar de que las muertes causadas por las enfermedades cardiovasculares siguen bajando y continúa la tendencia a la disminución del consumo de tabaco y alcohol, existen diferencias significativas entre países y grupos de población. Por ello, la OMS estima que Europa no cumplirá el objetivo fijado para el año 2030 de reducir en un tercio las muertes prematuras provocadas por enfermedades no contagiosas.

«Sabemos que controlando las enfermedades no contagiosas podemos conseguir beneficios para la salud inimaginables. Las acciones que se tomen hoy por el conjunto de los gobiernos determinarán qué países consiguen las metas. Las personas que morirán a mediana edad en 2030 por causas que se pueden prevenir son los jóvenes adultos de hoy. No puede haber mayor urgencia si queremos prolongar vidas», explicó la directora de la oficina regional para Europa de la OMS, doctora Zsuzsanna Jakab.

«Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte prematura en la región europea. Reducir esta carga requiere centrarnos en la población y buscar soluciones en una amplia gama de problemas: tabaquismo, alcohol, reducción del consumo de sal y grasas saturadas y control de la hipertensión», añadió.

Rehabilitación y medidas fiscales

Una de las áreas que la OMS propone de forma inmediata y que podría dar resultados a corto plazo es una mejor detección y control de la hipertensión arterial y del colesterol, ya que tan solo una pequeña parte de la población ha sido identificada como de alto riesgo.

Además, aunque los programas de rehabilitación cardiaca ayudan a la recuperación del paciente después de un ataque, es importante mejorar la calidad de vida de los afectados y prevenir otras enfermedades, ya que apenas la mitad de los pacientes con enfermedades coronarias participa en prevención secundaria o programas de rehabilitación.

Otro de los temas que tratará el Comité Regional de la OMS que se reunirá la semana próxima en Copenhague es el de la concienciación del público y los profesionales de la salud para el diagnóstico del cáncer, pues se calcula que, en Europa del Este, entre el 30 y 40 por ciento de los cánceres se diagnostica una vez que ya se ha extendido.

La Organización Mundial de la Salud quiere que también se pongan en marcha medidas fiscales y de marketing para promover una alimentación saludable, que se reformulen productos de alimentación para eliminar las grasas trans y que las grasas saturadas se sustituyan por grasas no saturadas, reducir la sal y el azúcar sin añadir alternativas perjudiciales para la salud e incrementar la actividad física.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios