El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez
El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez - Efe

Los obispos avisan de que las leyes contra la LGTBIfobia «conculcan derechos fundamentales»

Denuncian su «fuerte contenido ideológico» y que se quiera «imponer obligatoriamente a la sociedad»

MadridActualizado:

Los obispos consideran que las leyes contra la discriminación de personas LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, transgénero, bisexuales, transexuales e intersexuales) sancionadas en una decena de comunidades autónomas y en proceso de aprobación por el Congreso de los Diputados conculcan «derechos fundamentales de las personas consagrados por la Constitución».

En la nota final, al término de la reunión de la Comisión Permanente, los prelados subrayan «la gravedad para la concepción cristiana del amor humano, el matrimonio, la familia y la educación» de la proposición de ley contra la discriminación por orientación sexual, presentada el pasado 18 de septiembre por Podemos en el Congreso. También consideran igual de grave «otras leyes similares autonómicas», como las aprobadas recientemente en la Comunidad de Madrid, Baleares, Murcia, Comunidad Valenciana y Aragón, entre otras.

En el texto presentado por Podemos se plantean cuestiones muy polémicas como permitir a los adolescentes a partir de los 16 años someterse a cirugías de cambio de sexo sin el consentimiento paterno u obligar a los centros a incluir «contenidos sobre la diversidad sexual, de género y familiar» en Primaria. Según ha podido saber ABC, una de las objeciones a la propuesta de Podemos sería la consideración de «la identidad sentida como fundamento de la futura norma». Los prelados consideran que «el sentimiento de lo que uno es no puede fundamentar los derechos de una ley, porque no es una realidad objetiva, tangible, ni respetuosa con la naturaleza humana».

«Obligatoriamente»

Pese a que el texto presentado por Podemos fue rechazado por la mayoría de los grupos políticos, el Congreso aprobó que se iniciara la tramitación parlamentaria de una ley estatal contra la discriminación por orientación sexual, conocida como Ley LGTBI.

Ante este proyecto de «fuerte contenido ideológico que se quiere imponer obligatoriamente a la sociedad española», la nota publicada ayer precisa que el presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y obispo de Bilbao, Mario Iceta, presentó en la reunión de la Permanente «un informe al respecto, que será ampliado en la próxima reunión de la Asamblea Plenaria a fin de responder a este desafío».