Los menores españoles son los que menos verduras diarias consumen en la OCDE - ABC

¿Por qué los españoles viven más?

Con 83 años de esperanza media de vida, solo superados por Japón, las buenas cifras de España se explican por la inversión destinada a salud. Pero, cuidado, los nuevos estilos de vida pueden cambiar este dato

Actualizado:

España encabeza con Japón la lista de países más longevos, según el último informe de la OCDE (Organización de países para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Con 83 años de esperanza media de vida, solo los japoneses nos superan con 83,9 años. Tras España sigue Suiza (83), Italia (82,6) o Australia (82,5 años). Curiosamente, de este ranking de países longevos, se han caído Islandia y Noruega que en el año 2000 estaban entre las primeras posiciones. En el extremo contrario se sitúan Lituania, Letonia y México.

Es la primera vez que la longevidad media en los países de la OCDE supera la barrera de los 80 años. Y en buena medida lo hacen gracias a las mujeres, que viven cinco años más de media que los varones. En España también hay diferencias notables por sexos: mientras los españoles alcanzan los 80,1 años de media, ellas llegan a los 85,8 años. En el caso de las japonesas, la cifra se dispara hasta los 87,1.

Contaminación

Alcanzar las primeras posiciones de este exclusivo listado de longevidad es sinónimo de prosperidad, progreso y calidad en los cuidados sanitarios. Pero también hay luces rojas que advierten de que puede producirse un retroceso. Se apunta directamente a la contaminación -en 21 países más del 90 por ciento está expuesto a niveles de alta polución- y a los estilos de vida poco saludables de las nuevas generaciones.

Sedentarismo

Los adultos españoles somos sedentarios, apenas el 47% de los mayores de 15 años realizan una actividad física moderada a diario, el peor porcentaje de toda Europa. Como en Italia y Portugal, menos del 60 por ciento siguen las recomendaciones mínimas de ejercicio de la Organización Mundial de la Salud.

Pese al sedentarismo las tasas de obesidad no son malas. El sobrepeso ha caído desde 2001 en Dinamarca, Islandia y en España, aunque aún tenemos cifras altas. Los datos empeoran cuando la lupa se pone en la población infantil. Nuestros niños son más activos que los adultos aunque el 30,9 por ciento de los chicos entre 8 y 15 años tienen kilos de más. Pese a los malas cifras, el país con más sobrepeso infantil es Chile, con casi la mitad de su población afectada, mientras en Noruega apenas afecta al 14,5 por ciento de sus menores.

Obesidad infantil

Una razón de los kilos de más de los menores españoles podría estar en su dieta, pobre en fruta y verduras. En un país que es la huerta de Europa, los españoles son los que menos vegetales toman de todos los países de la OCDE. Solo el 19,5 % las consume diariamente, frente al 56,3% de los niños belgas o el 45% de los de Israel. También estamos por debajo de la media, en la ingesta de fruta fresca diaria, aunque no alcanzamos la última posición.

El dato no es baladí porque el bajo consumo de frutas y verduras está entre los diez factores de riesgo que más pueden perjudicar una vida saludable:se necesitan al menos cinco piezas diarias para reducir el riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y eludir la diabetes.

Los adultos españoles también fallan en consumo de fruta y verdura. Somos los que menos verduras consumimos y tampoco sacamos muy buenos resultados en ingesta de fruta. Solo se salvan las mujeres. Esta es otra constante que se repite en otros territorios de la OCDE. La dieta femenina es siempre mejor que la de la población masculina.

Ahora ellas fuman más

En cuanto a otros hábitos saludables, el tabaco y alcohol también preocupa entre los más jóvenes. Las adolescentes españolas ya fuman más que ellos. Este patrón se obswerva también en otros doce países, como Alemania, Francia o Dinamarca. En borracheras, España aún se sitúa por debajo de la media de la organización.