Sociedad

Los Erasmus dejan España convencidos de que no somos tan religiosos ni vagos como creían

También consideran que los españoles no hablamos tan alto y que nuestra economía no está tan mal. Cuando vinieron creían, eso sí, que llegaban a un país más barato del que hallan

Un grupo de alumnos Erasmus en la UVA
Un grupo de alumnos Erasmus en la UVA - FRANCISCO JAVIER DE LAS HERAS
ABC - Actualizado: Guardado en:

Los estudiantes que visitan España suelen cambiar su percepción sobre sus habitantes tras varios meses de estancia y, en general, dejan el país convencidos de que «no somos ni tan vagos, ni tan religiosos, ni tan ruidosos como creían».

También se llevan la impresión de que la economía no está tan mal y de que el coste de la vida es mayor del que pensaban. Así lo pone de relieve una encuesta realizada por la web de búsqueda de alojamiento uniplace.com; entre 1.200 estudiantes internacionales que cursaron una beca Erasmus en España.

Según sus resultados, la gran mayoría de alumnos extranjeros llegan al país seguros de que «los españoles son muy religiosos», influidos por festejos como la Semana Santa, las peregrinaciones del ‘Camino de Santiago’ o el ‘Rocío’, la herencia católica del país y los numerosos días de fiestas por algún patrón o Santo. Sin embargo, después de una larga estancia, solo el 19% de los Erasmus abandonan el país pensando que los españoles son muy devotos, y un 81% termina su curso con la idea de que España es un país laico.

Según la encuesta, el 69% de los Erasmus eligen España por la vida social y la fiesta, por encima de la educación y el coste de vida del país, pues asocian la tradición turística y la costumbre de la siesta con poca actividad y mucho ocio. No obstante, el 80% de los estudiantes extranjeros se marcha sin ese prejuicio, considerando que los españoles son ciudadanos muy trabajadores y con una gran formación.

El estudio también señala que el coste de la vida española resulta no ser tan barato como muchos estudiantes extranjeros creían en un principio, ya que el 71% de los erasmus se marchan pensando que los precios no son tan bajos y que el coste de la vivienda, el transporte y el ocio en España es mayor del esperado.

Otro mito que desmonta esta investigaciónes el de que en España se grita mucho al hablar. Así, el 69% de los encuestados aseguran que después de la experiencia de convivir entre españoles, su tono de voz no sobrepasa la media y las conversaciones son amenas y fluidas sin ningún sobresalto en el tono.

Los tópicos que traían los estudiantes extranjeros de España en sus maletas y que sí se vuelven a llevar son los referidos a la calidad de la comida, siendo la paella y el jamón sus preferidos, y la facilidad para hacer amigos y conocer gente. Por último, la cultura y la historia española cumplen todas sus expectativas y son además lo preferido y lo más valorado del país por la mayoría de estudiantes Erasmus.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios