Sociedad

Enfermedad respiratoria felina: gatitos huérfanos de otoño

Llega el otoño con su abrigo, su lluvia, sus vientos y su cielo gris. Se tiñen de dorado los árboles en un preludio del invierno que se acerca, amenazante con sus fríos y rigores. Los gatitos huérfanos reaparecen como por arte de magia en los Centros Veterinarios

Enfermedad respiratoria felina: gatitos huérfanos de otoño
CARMEN ANIORTE - Actualizado: Guardado en:

Adoptados por compasivos niños y padres que los recogieron de la dura y hormigonada urbe, cuando temblaban y lloraban desconsolados. Maullaban, reclamando a su madre que ya no volvería a aparecer. Esa madre solicita y enamorada de su progenie que perdió la vida entre los rigores de la ciudad. Son gatitos de la calle, no fueron adquiridos en una tienda de animales. La gran urbe nutre el mercado de huerfanos de Otoño.

Gatitos «que nos suelen llegar cegados, ahogándose en sus secreciones nasales, caquécticos (un estado de extrema desnutrición, atrofia muscular, fatiga, debilidad) de no haber sido rescatados por la caridad y empatía de esos niños y padres ,su vida terminaría a penas en unas horas». Así describe la situación vivida en más de una ocasión por Javier Álvarez de la Villa del Centro Veterinario Víctor de la Serna cuando llegan estas fechas. Hay que darse cuenta, que el cambio de estación ha sido crítico. En los partos de primavera y verano, cuando el fotoperiodo (parte del día en que un ser vivo está expuesto a la luz). aumenta y las condiciones ambientales son más benignas, los recién nacidos gozarán de mayores oportunidades vitales.

Al final del verano, por contra, las oscilaciones de temperatura pueden llegar a ser muy bruscas, con descensos de hasta 20º o más. Las defensas de los gatitos se resienten, su sistema inmunitario, aun inmaduro, no conseguirá hacer frente a patógenos que en esta estación se hacen especialmente fuertes y muy virulentos. Además, las madres gatunas, que son un dechado de amor y esmero se encuentran agotadas por el parto, con poco alimento disponible, su reservas se hayan bajo mínimos. Todo su organismo se consume con el único propósito de la maternidad. Queman sus reservas corporales para producir leche. Esqueléticas y debilitadas son también presa fácil para virus y bacterias y muchas terminaran sucumbiendo. Camadas de otoño abandonadas a un inexorable fin. Maullidos desesperados con la sordina de la agonía. Algunos son recogidos pero otros muchos, hasta un 80%, no lo soportarán.

Agentes infecciosos culpables de estos males

Les contamos ahora un poquito sobre los agentes infecciosos causantes de estos males. Son virus, repetimos siempre, grandes enemigos de mamíferos superiores, los que suelen conformar la primera línea de ataque. Herpesvirus y calicivirus gozan de una gran prevalencia. Los síntomas clínicos son espectaculares y múltiples. Veamos, amenazan integridad del sistema visual atacando los tejidos de la córnea y conjuntiva. El dolor y malestar ocular es muy intenso.

«La transparente cornea se lacera con múltiples y pequeños cráteres como si de un queso de gruyere se tratará, los párpados se pueden pegar entre sí , como las persianas bajadas de una casa abandonada, cobijando bajo los mismos secreciones que pueden llegar a ser purulentas. La ceguera y la pérdida del globo ocular, muchas veces será el final de esta patología», comenta el doctor Álvarez de la Villa. Los mismos virus mencionados atacan a las vías respiratorias altas. Así, sobre las fosas nasales producen una intensa inflamación (rinitis y sinusitis). Inflamación que se acompañará de todo tipo de secreciones (serosas, mucosas y mucopurulentas). Los gatitos materialmente se ahogan. Es angustioso verlos como intentan respirar con sus boquitas abiertas en pos del ansiado aire. Además estos desgraciados huérfanos de otoño no son capaces de olfatear lo más mínimo. Imagínenselos ciegos, sin olfato y medio asfixiados. Si no se instauran tratamientos expeditivos la batalla se pierde siempre a favor de la muerte.

«Ahora, no se nos ocurre otra manera de calificar a estos virus que de inteligencia dañina. No dejan un cabo suelto para asegurarse su funesto propósito», comenta el veterinario del Centro Veterinario Víctor de la Serna. Para ello atacan en diferentes frentes, ojos , cavidad nasal, cavidad oral, pulmones, sistema nervioso….. Todo esto sobre un solo huerfanito de otoño y con uno o varios agentes patógenos implicados. La verdad, un auténtico abuso. Las boquitas se llenan de úlceras que queman produciendo un malestar insoportable. Además, puede aparecer pulmonía, encefalitis, hipoplasia cerebelosa, septicemia y una larga lista de serias complicaciones.

Para finalizar este breve repaso etiopatológico no nos olvidemos que clamydeas, bordetellas y mycoplasmas frecuentemente se juntan a los virus para empeorar aún más el tema. Nosotros, los veterinarios, intentamos ayudar. Son ustedes, a nuestro modo de ver, los que han demostrado un espíritu altamente sensible y empático con el rescate. Pasar al lado de un gatito que cegado llama a su madre y no recogerlo.

Reparar los daños causados

«Intentamos los veterinarios reparar los daños causados. Procuramos cuidados de apoyo inmediatos», comenta Javier Álvarez de la Villa. Mantita térmica que imite el calor materno, lavado profuso de cavidades nasales, apertura palpebral y lavado ocular, medicación antivírica, ocular y sistémica, medicación antibacteriana, hidratación con suero glucosado, eliminación de parásitos externos e internos., determinación de retrovirus , alimentación mediante sonda o forzada hasta que coman por si mismos y sobre todo mucho cariño. Muchas caricias que humildemente sabemos que están muy lejos de los de su mama desaparecida, pero... no cejamos hasta conseguir el ansiado ronroneo, señal de un prometedor estado de confort.

Muchas veces, las propias personas que recogieron el gatito no pueden quedarse con el. Bueno, entre todos lo solucionamos. Hoy en día internet y las redes sociales también puede ser maravillosos aliados en pos de difundir la noticia y encontrar siempre gente deseosa de ofrecer un nuevo hogar a uno de los muchos huerfanitos de otoño. Lo han pasado mal. Han sufrido una especie de guerra biológica sobre su delicado e incipiente organismo. Entre todos los hemos ayudado. Ellos, a cambio, nos profesarán un amor incondicional,más aun de lo normal. Han perdido a sus madres y nosotros, humildemente hemos intentado estar un poquito a la altura y de alguna manera, créanme, ellos lo saben bien.

Iniciativa a tener en cuenta

«Los gatos de Madrid te necesitan...», ese es el lema que aparece en el folleto de la Asociación Felina de Madrid. Ellos mismos se preguntan ¿Quiénes somos? Y se responden diciendo «somos los que vivimos con ojos de gato esta maravillosa ciudad, y sabemos que nuestros felinos nos esperan y nos necesitan agazapados tras las esquinas, alertas en los parques, escondidos en nuestras alcantarillas y debajo de nuestros coches o acechando el sustento en los tejados de barrios aún amables. Además, ellos como nadie, saben que Madrid está llena de gatos olvidados y gatos buscados, gatos maltratados y gatos perseguidos que penan por nuestra compañía o huyen si es malvada la mano que se acerca... y sabemos que los gatos que nos sobran, y los gatos que nos faltan, los que la ciudad rechaza y los que los madrileños ignoran terminan, casi siempre, perdiendo la vida». Desde la Asociación Felina de Madrid tratan a diario de cumplir con una serie de misiones:

-Rescatarlos del abandono y el maltrato. En la actualidad cuentan con cerca de 400 gatos bajo su amparo.

-Gestionar su salida del CPA del Ayuntamiento de Madrid.

-Fomentar la adopción

-Fomentar y llevar a cabo campañas de esterilización de colonias de gatos para evitar su exterminio. Los gatos esterilizados son útiles para tener a raya a los ratones.

-Colaborar junto con la Administración en cualquier iniciativa que conlleve una vida mejor de estos animales en Madrid

-Denunciar cualquier acto de maltrato animal del que se tenga conocimiento.

-Divulgar entre la infancia el amor y el respeto hacia los animales y la naturaleza, así como el conocimiento de los gatos.

El principal objetivo de la Asociación Felina de Madrid es la de crear un centro de acogida y recuperación para gatos, donde puedan encontrar refugio y la oportunidad de vida que Madrid tantas veces no les brinda y procurar una ciudad, con gatos felices, salvados, serenos y en paz con su hábitat y con los ciudadanos. Se les puede ayudar de diversas maneras: adoptando un gato, acogida en su hogar hasta su adopción, si no puedes adoptar apadrinar, haciéndose socio, colaborar transportando animales o donando material (comida, colchonetas...). También se puede ayudar por sólo 1 Euro al mes uniéndose a su teaming (una herramienta online para recaudar fondos para causas sociales a través de micro donaciones de 1€ al mes. La filosofía de Teaming se basa en la idea de que con 1€, nosotros solos no podemos hacer mucho pero si nos unimos, podemos conseguir grandes cosas)

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios