Sociedad

Alerta ante la «urgente necesidad» en el este de África, donde 700.000 niños están al borde de la muerte

25 millones de personas necesitan ayuda inmediata en países como Sudán del Sur, Kenia, Somalia y Etiopía

Sudán del Sur atraviesa una hambruna mortal hace años, denuncia la ONG World Vision
Sudán del Sur atraviesa una hambruna mortal hace años, denuncia la ONG World Vision - ABC
- Actualizado: Guardado en: Sociedad

La ONG cristiana de ayuda humanitaria World Vision ha alertado de la «urgente situación de necesidad» en el este de África donde, según advierten, 25 millones de personas necesitan «ayuda inmediata» y 700.000 niños están al borde de la muerte por hambre. La ONG calcula que se necesitarían 98 millones de euros para asistencia humanitaria en la zona.

«La severa sequía que azota el este de África es la causante de la falta de agua y pasto, que tiene como consecuencia una drástica disminución del ganado. La producción de leche y carne en los hogares es muy escasa y los precios de los cereales en el mercado han aumentado considerablemente. Esta reducción general al acceso a los alimentos junto con la falta de agua ha provocado un aumento de los brotes de enfermedades y de la mortalidad en toda la zona», señala la ONG.

Ante esta situación, la organización ha aumentado su ayuda en Kenia, Etiopía, Somalia y Sudán del Sur para llegar a 2,2 millones de personas con alimentos, servicios de agua potable y saneamiento y asistencia médica. También están creando espacios seguros para los niños, ayudándoles a continuar con su educación incluso en los campamentos de desplazados.

«Los niños ya están muriendo en Sudán del Sur y Somalia y muchos están al borde de la muerte en Kenia y Etiopía. No podemos esperar más», advierte el director de Respuesta Humanitaria de World Vision en África Oriental, Christopher Hoffman. «Se necesita ya ayuda rápida para obtener alimentos y agua para poder salvar vidas y revertir esta amenaza», ha agregado.

Uno de los médicos de World Vision cuenta la situación de Muhammad, un niño somalí de 4 años que ha sido diagnosticado de una severa desnutrición. El tratamiento para su recuperación incluye pasta de cacahuete que contiene todos los ingredientes esenciales para restablecer la salud del niño.

Muhammad, un niño somalí de 4 años, merece una vida plena, ir a la escuela y tener un futuro
«Muhammad merece una vida plena, merece ir a la escuela y tener un futuro. Sin estas intervenciones sería muy difícil que los niños sobrevivieran», asegura el doctor, quien añade que «a medida que el número de pacientes aumenta, los recursos que se necesitan se tienen que estirar más».

En total, según precisa la ONG, más de 3,5 millones de niñas y niños de estos países sufren malnutrición grave, «muy por encima de las tasas globalmente aceptables» y 700.000 que sufren desnutrición aguda se encuentran al borde de la muerte.

Toda la actualidad en portada

comentarios