Lentilla inteligente para la monitorización de la glucosa
Lentilla inteligente para la monitorización de la glucosa - UNIST
DIABETES

Diseñan una lentilla ‘inteligente’ para monitorizar los niveles de glucosa en la diabetes

La lente de contacto mide los niveles de glucosa en la lágrima y porta una luz que avisa al paciente cuando se produce un episodio de hiperglucemia

MADRIDActualizado:

La diabetes es una enfermedad básicamente caracterizada por la incapacidad del organismo de producir insulina o de utilizarla adecuadamente. En consecuencia, y dado que esta insulina es la hormona encargada de que las células capten la glucosa de la sangre para producir energía, el torrente sanguíneo acaba portando un exceso de glucosa, lo que acaba provocando daños en múltiples órganos del cuerpo. Tal es así que los afectados –más de 422 millones de personas en todo el mundo– se ven abocados a evaluar, o como dicen los médicos, ‘monitorizar’, sus niveles de glucosa para comprobar que su tratamiento está funcionando. Y para ello, tan solo hay que utilizar un glucómetro. Sin embargo, es posible que en un futuro próximo no haya que pincharse el dedo, una o varias veces al día, para esta monitorización del azúcar en sangre. Y es que investigadores del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (Corea del Sur) han diseñado una lentilla ‘inteligente’ capaz de medir los niveles de glucosa en las lágrimas.

Como explica Jihun Park, director de esta investigación publicada en la revista «Science Advances», «nuestra tecnología, ya probada en conejos, es la primera en aplicar un dispositivo de visualización en una lente de contacto blanda para ver los niveles de glucosa. Una estrategia que podría utilizarse algún día para el cribado de la prediabetes y la monitorización diaria de la glucosa».

Blanda, cómoda e ‘inteligente’

El concepto de ‘lentilla inteligente’ no es, ni mucho menos, nuevo. Ni siquiera en el abordaje de la diabetes, enfermedad para la que ya se han diseñado otras lentes de contacto –aún en fase de investigación y, por tanto, no utilizables en el mundo ‘real’– capaces de medir los niveles de glucosa a partir de las lágrimas. Entonces, ¿dónde está la novedad? Pues en la lentilla en sí.

Como indican los autores, «nuestra tecnología no requiere de las costosas herramientas o de los componentes frágiles utilizados en la actualidad en muchas lentes de contacto ‘inteligentes’, que pueden llegar a bloquear el campo de visión del usuario e, incluso, dañar el ojo. Además, estos síntomas suelen requerir por lo general un equipamiento voluminoso para medir las señales que envían los sensores de la lentilla».

La nueva tecnología podría utilizarse en un futuro próximo en el cribado de la prediabetes y la monitorización diaria de los niveles de glucosa en sangre

Con objeto de solventar estos problemas, los autores han desarrollado una lentilla que incluye nanosensores de glucosa transparentes y totalmente flexibles y unos circuitos inalámbricos –no vía Wifi– de transferencia de energía. Y lo que es más importante, un dispositivo de visualización capaz de cuantificar y mostrar en tiempo real los niveles de glucosa, eliminando así la necesidad de otros componentes, por lo general ‘voluminosos’ –aun en una escala en nanómetros–, para esta medición.

Concretamente, el dispositivo, totalmente inalámbrico, contiene una antena, un rectificador y una pequeña pantalla LED que responde a los cambios en los niveles de glucosa con la ayuda de un sensor de grafeno. Así, y cuando el sensor detecte un nivel de glucosa en la lágrima por encima del umbral considerado como normal, la luz de la pantalla LED se apagará –alertando así al paciente de la situación.

Luz de alarma

Pero, esta lentilla ‘inteligente’, ¿funciona? Pues sí, y muy bien. Los autores la utilizaron en un modelo animal –conejos– al que provocaron continuas subidas de sus cifras de glucosa en sangre. Y de acuerdo con los resultados, la lentilla fue capaz de detectar todas y cada uno de estos episodios de hiperglucemia –y de alertar al usuario, aunque fuera un conejo, de lo que estaba sucediendo.

Sin embargo, las aplicaciones de esta tecnología van mucho más allá de la diabetes. Como concluye Jihun Park, «nuestro sistema puede ser aplicado a otras áreas como serían la administración de fármacos, la realidad aumentada o la monitorización de biomarcadores a través de un smartphone».