Montiel de Arnáiz - OPINIÓN

Novelas gaditanas

El brillante miles gloriosus que es Rafael Marín ha parido la que dice es su ópera magna: un ‘Don Juan’ (Tenorio)

Actualizado:

En el verano gaditano los periodistas andan siempre a la caza de un Neymar que cubra una página, los becarios aprenden el oficio entre calores y los escritores alternan la piscina -o lo que quiera que tengan- con su maltrecho oficio. Es curioso, meses atrás, en un sarao de la Cataluña que me enamora, un editor me comentó que le parecía increíble la cantidad de escritores de talento que se aglutinaban en Cádiz. No lo sabía bien. En estos primeros días del inquietante agosto -que precede al lastimero septiembre- he conocido de la publicación o el anuncio de diversas obras de autores de la provincia, lo que me alegra y conmueve.

El brillante miles gloriosus que es Rafael Marín ha parido la que dice es su ópera magna: un ‘Don Juan’ (Tenorio) de mil páginas envuelto en la seda de su lenguaje y el picante con el que adereza sus obras. Por otro lado, el siempre amable Jesús Maeso de la Torre, traducido en todo el mundo, acaba de anunciar su nueva novela, también imbuida del encanto de la historia, sobre una de las principales figuras de la antigua Roma: Julio César.

Jesús Cañadas ha escrito desde Alemania una novela sobre Fermín Salvochea, el alcalde anarquista que inspira al alcalde anticapitalista, llevándolo por los senderos de la ficción y el suspense. Cañadas es un experto en secuestrar al lector y probablemente arrase en Cádiz como ya lo hiciera antes ‘La maniobra de la tortuga’ de Benito Olmo, que anda corrigiendo la continuación de las andanzas del inspector Manuel Bianquetti, coincidiendo con la próxima llevanza al cine de su obra, que debería protagonizar José Coronado, por cierto.

Por último, junto a ‘La sombra del Führer’, libro sobre Adolf Hitler firmado por el periodista Wayne Jamison, director que fuera de La Voz de Jerez, descubro el anuncio de la publicación de la premiada novela del isleño Daniel Fopiani: ‘La Carcoma’. Fopiani ama la literatura y busca con tesón que ésta le devuelva su afecto, algo que a buen seguro conseguirá.

Son solo seis ejemplos pero para solaz nuestro y de aquel editor catalán, a buen seguro habrá nuevas novelas gaditanas en meses venideros, lo que tiene gran mérito: nunca nuestros escritores se vieron más solos que hoy día.

Montiel de Arnáiz