LA VOZ DE CÁDIZ

Al fin, la liberación

La confirmación llegó a través de Fomento y en sede parlamentaria: el peaje de la autopista Cádiz-Sevilla terminará con el último día de 2019

LA VOZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

El Gobierno confirmó ayer un anuncio que tiene algunos años pero que, por esperado, nunca parece creíble. Al fin, la autopista Cádiz-Sevilla, la célebre A4, será liberada de peaje, dejará de ser una concesión entregada a una empresa privada y pasará a control público. Será cuando expire el acuerdo, en el año 2019. La confirmación llegó como debe, a través del Ministerio de Fomento y en sede parlamentaria, a preguntas de los diputados de la oposición. Así que no caben matices ni rectificaciones, sorpresas de última hora ni bruscos cambios de rumbo. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, evitó concretar inicialmente la fórmula que se baraja para gestionar a partir de entonces esta vía fundamental. «Fomento no contempla a corto plazo prorrogar los plazos de concesión de la autopista. Cuando venza el plazo, la autopista revertirá al Estado, que decidirá en ese momento la forma de explotarla» fueron las palabras oficiales.

Esas frases dejaban abierta la posibilidad de que el peaje continuase, es decir, que el pago de los conductores fuese a parar a la administración público y no a una empresa a partir del año 2020. En ese caso, poco cambiaría para los ciudadanos. Sin embargo, las mismas fuentes oficiales aseguraron por la tarde que no habrá peaje ni pago, que la autopista se libera completamente, de la concesión y de la obligación de pago.

Esa es la verdadera buena noticia para la provincia, la definitiva y completa. La conexión fundamental entre Sevilla, Jerez, Cádiz y Algeciras, con cientos de miles de habitantes a las dos orillas y con decenas de grandes poblaciones, tendrá por fin un carácter gratuito. Durante años, esta provincia ha sufrido el agravio de estar conectada al resto de la Península por una sola vía de alta capacidad que, además, era de pago. No había alternativa, la Nacional IV nunca ha llegado a ser desdoblada en todo su trazado, lo que suponía un daño crónico, cotidiano para los habitantes de todas las localidades situadas al Sur de la capital sevillana, para su economía, su industria y para sus vidas diarias.

Por fin ha llegado el momento de la liberación definitiva de ese peaje sin alternativas. El Gobierno lo anunció y lo cumple. Conste en acta igual que aparecen todos los incumplimientos, errores y horrores.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios