Puigdemont y Torrent eran lo mismo

El flamante presidente del Parlament ha frustrado cualquier esperanza sobre la legalidad de su actuación

Mayte Alcaraz
Actualizado:

Roger Torrent, el flamante presidente del Parlament, ha frustrado cualquier esperanza sobre la legalidad de su actuación. En decisión concertada con el viaje del fugado expresident a Dinamarca, el presidente del Legislativo se mofa de la legalidad ante los ojos atónitos del PP, algunos de cuyos dirigentes habían apostado por la «buena pinta» del político de ERC, al que atribuían un discurso mucho más «razonable». Sin embargo, Ciudadanos sí tuvo el acierto de advertir este fin de semana que eran los mismos perros con distintos collares.

Vuelta a la casilla de salida con una ciudadanía, la española, que de nuevo comprueba que los golpistas se salen con la suya, que el mirlo blanco de Torrent, no lo era, y que el independentismo va a volver a poner en jaque a la democracia española y a la Unión Europea, incapaz de hacer otra cosa que condenar la sedición. Mientras Puigdemont viaja con libertad por la Unión, su colaborador necesario le propone para la investidura, aquí la Fiscalía y el Supremo no parecen estar muy de acuerdo en la activación de la euroorden para que sea detenido.

Y lo peor es observar que ellos, los que no cumplen la ley, van siempre un paso por delante de nuestro Estado de Derecho.

Mayte AlcarazMayte AlcarazArticulista de OpiniónMayte Alcaraz