Donald Trump, con su nieta Chloe Sophia
Donald Trump, con su nieta Chloe Sophia - ABC

La moda gallega desembarca en la Casa Blanca

Dos de los nietos de Donald Trump lucieron prendas de la firma Pili Carrera

MADRIDActualizado:

No hay barreras para la industria textil infantil «made in Spain». La moda patria gusta, y mucho, fuera de nuestras fronteras. El último ejemplo es el atuendo que lucieron dos de los nietos de Donald Trump, Tristan Milos (5 años) y Chloe Sophia (2) a su llegada a Washington D. C., el pasado 19 de enero, con motivo de la investidura de su abuelo el viernes 20. Los padres de los pequeños, Donald Trump Jr. y Vanessa Trump, eligieron una camisa de cuadros para él y un vestido de flores con volantes para ella de la firma gallega Pili Carrera, perteneciente a la colección otoño-invierno 16/17, cuyo precio es de 60,90 y 92,90 euros en temporada.

«Todavía estamos con la boca abierta. Es una gran sorpresa porque es gente que puede acceder a cualquier diseñador y, al final, ha elegido los nuestros», declaran fuentes de la empresa consultadas por ABC desde la fábrica, ubicada en Mos, municipio situado en Pontevedra (Galicia).

Lo cierto es que desconocen dónde y cuándo compraron las prendas o si se trató de un regalo, pero se sienten muy orgullosos. Alegría que fue doble cuando su padre subió una imagen de Chloe a su cuenta de Instagram de aquel día. Una imagen de lo más graciosa de la niña, que aparece con el vestido y una gorra de capitán de la marina de Estados Unidos.

No es la primera vez que la casa, fundada en 1963, viste a niños famosos. Ya lo hizo con los hijos de la supermodelo Valeria Mazza o con los de la intérprete Gwyneth Paltrow, pero donde más experiencia tienen es en los «baby royals» de las casas de Inglaterra, Dinamarca, Holanda y, por supuesto, España. Los últimos en caer rendidos a los encantos de Carrera fueron los reyes de Bután (Asia), quienes eligieron una chaqueta gris con capucha de pelo para su hijo, Jigme Namgyal Wangchuck.

Pero, pese a la importancia de estos compradores y los logros que ha conseguido la marca (actualmente cuenta con 50 tiendas en 16 países, la última en Bogotá), su fundadora siempre dice lo mismo: «Todos nuestros clientes son reales».