Sauli Niinistö y su esposa, Janni Haukio
Sauli Niinistö y su esposa, Janni Haukio
POLÍTICOS

El presidente de Finlandia se convierte en padre a los 69 años, horas después de jurar su cargo

Sauli Niinistö, casado con una poeta finlandesa, es el primer mandatario en su país que tiene un hijo durante el desempeño de sus funciones

Actualizado:

El reelegido presidente de Finlandia Sauli Niinistö no para de encabezar las listas de «el primero en». Horas después de que el conservador de 69 años jurara el jueves su segundo mandato tras de haber obtenido el 62,6 por ciento de los votos, convirtiéndose en el primer presidente en ganar en primera ronda, Niinistö es ahora el primer jefe de Estado finlandés en ser padre durante el cargo.

La primera dama de Finlandia y madre primeriza es la poeta Janni Haukio, de 40 años. Aún no se conoce el nombre del pequeño ni tampoco el apellido ya que la escritora decidió contra la tradición finlandesa mantener su apellido.

Abogado luterano oriundo de Salo, en el extremo sur del país nórdico, Niinistö es el primer conservador desde 1956 en ostentar el puesto de jefe de Estado de esta república báltica vecina de Rusia, Suecia y Noruega. Se acercó a las filas conservadoras de Kokoomus ya antes de graduarse en Derecho en la Universidad de Turku en 1974 entrando al Parlamento –el Eduskunta, en finés– en 1987 y elegido presidente de su partido en 1994.

Un año después, en 1995, su primera esposa Marja-Leena moría en un trágico accidente de tráfico. De su primer matrimonio, Niinistö tiene dos hijos. El presidente finlandés se casó en 2009 con Haukio y tres años, después en 2012, ganó las elecciones presidenciales marcando el final de una era de presidentes socialdemócratas que ocuparon el cargo por un período continuo de treinta años. Antes de ser presidente, Niinistö fue nombrado en 1994 ministro de Justicia en el gobierno del socialdemócrata Paavo Lipponen y en 1996 ministro de Hacienda hasta el fin del Gobierno de Lipponen en 2003.

El hijo de Niinistö y Haukio nació el viernes por la noche, un día después que el reelegido jefe de Estado jurara el cargo en una ceremonia oficial celebrada en el Eduskunta. En esa ocasión, el presidente finlandés expresó sentirse honrado por haber sido reelegido y, al repasar los seis años en los que ha estado en el puesto, ha afirmado que el clima internacional había sido «turbulento» con «conflictos tanto en Europa y sus alrededores como el resto del mundo».

El cargo de presidente es un puesto más bien ceremonial tras los cambios adoptados en la Constitución en 1999, sin embargo el jefe de Estado aún tiene cierto peso en temas de política exterior. En este sentido, Niinistö ha indicado que es importante asegurar la propia capacidad de defensa de Finlandia y fortalecer la ONU y la Unión Europea (UE) , así como promover el diálogo entre el este y el oeste.

A Niinistö le correspondió el mes pasado liderar las celebraciones por los 100 años de independencia de Rusia, un país orgulloso del milagro económico que transformó a este miembro de la Unión Europea desde 1995 en uno de los países más prósperos y socialmente avanzados del mundo. El presidente Rajoy ha felicitado a Niinistö expresándole «la más cordial enhorabuena por su reelección como presidente de la República de Finlandia, país con el que nos unen múltiples lazos de amistad».

El cargo finlandés de Presidente de la República que tiene una duración de seis años y sólo puede repetirse una vez, nunca ha sido ganado en primera ronda, ni siquiera el premio Nobel de la Paz Martti Ahtisaari logró conseguirlo.