INSTAGRAM

Así es Miguel Torres, el futbolista ex pareja de Patricia Conde con el que se relaciona a Paula Echevarría

Al jugador del Málaga C.F. se le adjudican romances con Ariadne Artiles, Mónica Hoyos o Cristina Pedroche

MADRIDActualizado:

Paula Echevarría fue la protagonista de los Premios Feroz. Su espectacular «look» y, sobre todo, su amplia sonrisa, acapararon todos los flashes y gran cantidad de titulares. Ahora, parece que se desvela quién está detrás de la felicidad de la asturiana.

Ya son varias las voces que relacionan a la actriz con Miguel Torres, jugador del Málaga C.F. Torres, de 31 años, no se ajeno a la prensa del corazón, ya que entre 2009 y 2010 mantuvo sendos romances con Cristina Pedroche y Patricia Conde, compañeras en el programa «Sé lo que hicisteis». Pero además, se le adjudican romances con Ariadne Artiles o Mónica Hoyos. Todas estas relaciones coincidieron con su paso por el Real Madrid, equipo del que es canterano, y el Getafe C.F. Su trayectoria profesional le llevó más tarde al Olympiacos, para devolverle a España a mediados de 2014, cuando fichó por el Málaga.

Torres es amigo íntimo de Alicia Hernández, directora creativa de la firma Dolores Promesas y también gran amiga de Echevarría. De hecho, ambos coincidieron el pasado mes de diciembre en la fiesta de cumpleaños de la diseñadora. Desde entonces, se les ha visto a solas en varias ocasiones, generalmente compartiendo cenas. Además, en las últimas semanas la actividad de Paula en el Instagram del jugador ha sido constante, no dejando una sola publicación sin el pertinente «me gusta».

Paula Echevarría y Miguel Torres en el videoclip de «A contracorriente»
Paula Echevarría y Miguel Torres en el videoclip de «A contracorriente»

Por cierto, a pesar de su discreción en su incipiente relación, sí que hay una imagen de Paula y Miguel juntos. Es de 2010, cuando ambos participaron en la grabación del videoclip de «A contracorriente», tema de David Bustamante, exmarido de la actriz. Entonces, la actriz y el futbolista hacían de pareja, mientras al cántabro le tocaba el papel de amante.