Vídeo: Sale a la luz la opinión del entorno de Bustamante / Foto: David Bustamante y Paula Echevarría - Foto: GTRES / Vídeo: ATLAS

El momento más crítico de David Bustamante y Paula Echevarría

Según apuntan fuentes próximas a la pareja, el cantante podría tener la decisión tomada

MADRIDActualizado:

Cuando se cumple un año del anuncio de la «separación física» del matrimonio formado por Paula Echevarría y David Bustamante, parece que ya no hay vuelta atrás y el divorcio está más cerca que nunca.

El cantante tiene tomada ya la decisión de separarse de su mujer, pero no a cualquier precio. Según publica la revista «Semana», Bustamante da por finalizado su matrimonio aunque quiere evitar que Echevarría asuma el papel de víctima en todo esto, como ya sucedió con el divorcio de Alba Carillo y Feliciano López, como apuntan varias fuentes próximas al entorno familiar de la pareja.

Los más allegados al exconcursante de la primera edición de «Operación triunfo» están contentos con la decisión que ha tomado: «Su familia está encantada. Han recuperado al niño y la relación que siempre habían mantenido con él: ya no hay pegas para poder verle, han retomado el contacto físico con él de forma cotidiana...».

La relación de la familia de Bustamante con Echevarría nunca ha sido de los más fluida y por eso ahora están satisfechos con la decisión de su hijo. De hecho cada vez que los padres del artista iban a Madrid se tenían que alquilar una casa próxima a la vivienda del matrimonio, mientras que los suyos se quedaban en su el hogar familiar. Aún así, según apuntan las mismas fuentes a la citada publicación, se lamentan por las concesiones que tendrá que hacer Bustamante.

«La determinación de David es una salida que lamentan por las renuncias que él tendrá que asumir como padre divorciado, pero les reconforta en su deseo de continuar manteniéndolo unido a ellos», comenta el entorno cercano al artista. Puede que Bustamante espere a solucionar todo el papeleo y a que terminen estas fechas tan señaladas, que han pasasdo separados, cada uno en su tierra, para pedirle oficialmente el divorcio.