Sucesos

El polémico vagabundo okupa denuncia la brutal agresión a una «sin techo» de 85 años

Lagarder colgó en su Twitter la imagen de la anciana con el rostro lleno de moratones realizados por «cuatro fascistas»

Las Policías Nacional y Municipal investigan los hechos para detener a los culpables por un delito de aporobofia

MadridActualizado:

El polémico activista okupa Lagarder Danciu denunció ayer en Twitter que una anciana indigente de 84 años fue agredida la madrugada del jueves en el distrito de Chamberí. Según el testimonio de ese personaje, al que le gusta llamar la atención, la mujer, rumana como él, fue atacada por cuatro sujetos fascistas, que llevaban botellas en la mano y que tenían una actitud violenta.

La Fundación RAIS, especializada en atender a indigentes, también aludió a lo ocurrido, que tildó de «brutal ataque», que hizo que la mujer fuera hospitalizada hasta que en la mañana de ayer recibió el alta, indicaron a ABC.

El Samur-Protección Civil acudió el jueves dos veces para atender a la mujer al ser requerido por varios vecinos que referían que presentaba lesiones en la cara. Así lo confirmó un portavoz de este servicio de Emergencias, al igual que fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Sin embargo, la víctima, que responde al nombre de Flor, rechazó la asistencia la primera vez, a las 11 horas, y la segunda, a las 19, no estaba en el lugar.

Al parecer, todo ocurrió cuando la «sin techo» dormía con su pareja, en las inmediaciones de la calle de Fuencarral, 115 con la de Cardenal Cisneros, indicó ella a varias personas, informa Ep. Los atacantes, todos jóvenes, comenzaron a golpearles en la cara y a darles patadas. Su acompañante huyó pero ella no pudo porque está muy torpe, quedando semiinconsciente.

Ayer fue asistida por los sanitarios quienes observaron que los moratones que tenían no eran recientes. La Policía Municipal acudió hasta el lugar que frecuenta para ofrecerle una solución habitacional, a la que se niega. Es conocida por esta circunstancia por el Samur-Social. La Delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, indicó en Twitter que la Policía Nacional investiga los hechos, al igual que la Unidad de Diversidad de la Policía Municipal, por si fueran constitutivos de un delito de aporofobia (rechazo a los pobres).

«Activista sin techo en defensa de los derechos humanos, educador y aprendiz en la Universidad de la Calle». Así se define en su perfil de Twitter, Lagarder, experto en reventar actos. En unode ellas recibió una brutal paliza tras irrumpir con un un cartel de «Franco Asesino» en el homenaje por el 20-N en la Plaza de Oriente en 2016. También irrumpió en un acto del arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, a grito de «la iglesia es el diablo». El activista, que fue candidato a la dirección de Podemos en Sevilla, se define en su perfil de Twitter como gay, rumano, gitano y ateo.