Galicia

El PP denuncia adjudicaciones a empresas de afines a la Marea

Los conservadores acusan al gobierno de practicar una «falsa transparencia» y «haber publicado solo 46 contratos de cientos»

Rosa Gallego, concejal del PP en el Ayuntamoiento de La Coruña
Rosa Gallego, concejal del PP en el Ayuntamoiento de La Coruña - EFE

La falta de transparencia y el abuso de la utilización de contratos menores son dos acusaciones recurrentes de parte del PP contra la Marea Atlántica. Ayer, con motivo de una adjudicación por valor de 15.000 euros a Partidarios da Cidade Sociedade Cooperativa Galega, el grupo mayoritario de la oposición en La Coruña recrudeción los ataques contra el Gobierno municipal liderado por Xulio Ferreiro.

La portavoz conservadora en la ciudad, Rosa Gallego, tildó de «poco ética» esta concesión, y apuntó que esta cooperativa se encuentra unida a Ergosfera, una empresa con la que el edil de Urbanismo y firmante del contrato, Xiao Varela, ha mantenido «relación en numerosos proyectos». Del mismo modo, los populares le afean al ejecutivo municipal que el representante de la empresa es un simpatizante de la Marea, puesto que en su día firmó el manifiesto de apoyo a los populistas. «Es legítimo que todas las empresas puedan participar, pero nos parece mucha casualidad que ganen siempre las mismas. Por eso ya hemos pedido la información del expediente y queremos tener acceso a todos los contratos menores», subrayó Gallego.

Del mismo modo, el PP herculino acusa a la Marea de practicar una «falsa transparencia» y, según su versión, «haber publicado solo 46 contratos, cuando sabemos que existen cientos de ellos». con lo que se pregunta «qué tiene que ocultar» el equipo de Ferreiro. «Los que iban a ser reyes de la transparencia y de la municipalización de servicios en la práctica son reyes de la externalización y de los contratos menores que no van a la mesa de contratación», concluyó la portavoz.

Polémica en Santiago

Una polémica similar sucedió hace meses en la capital gallega, cuando Compostela Aberta presentó unos presupuestos en los que se asignaban nuevas subvenciones nominales a asociaciones a las que habían estado vinculados en el pasado varios de sus ediles. La oposición cargó entonces contra las ayudas «a dedo» concedidas por Martiño Noriega y su gabinete.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios