Galicia

Feijóo se propone «vincularse a los intereses de todos los gallegos»

El candidato pronunciará su discurso de investidura el 8 de noviembre y tomará posesión el día 12 en O Hórreo

Alberto Núñez Feijóo durante su encuentro con Miguel Santalices
Alberto Núñez Feijóo durante su encuentro con Miguel Santalices - EFE

El titular del Parlamento dio ayer cumplimiento a lo previsto en el Estatuto de Galicia para la elección y posterior nombramiento del presidente de la Xunta de Galicia. El candidato propuesto por Miguel Santalices, para someterse a la investidura, es Alberto Núñez Feijóo, quien aceptó el encargo «agradecido» a sus compañeros del grupo popular y con la intención confesada de «vincularse a los intereses de todos los gallegos». Se trata de la tercera ocasión en la que el mandatario en funciones solicitará la confianza de los diputados, tras haber ganado en tres ocasiones por mayoría absoluta las elecciones autonómicas y haber ocupado durante ocho años la presidencia de San Caetano.

Y tras la aceptación formal del encargo se dio a conocer la fecha del debate que tendrá lugar el día 8 de noviembre con la exposición del programa de gobierno por parte del candidato. Transcurridas cuarenta y ocho horas se procederá al debate y posterior votación de la investidura. La mayoría absoluta de los populares facilitará su elección en primera votación y su toma de posesión tendrá lugar el sábado 12 de noviembre en el Pazo del Parlamento.

Intensa jornada

Los plazos para la elección del presidente de la Xunta se dieron a conocer tras una frenética jornada en el área de la presidencia de la Cámara gallega. Miguel Santalices recibió a los portavoces de todos los grupos en su despacho y comunicó la propuesta al elegido a las 13 horas. Especialmente emocionados salieron los representantes del Partido Popular y el candidato Núñez Feijóo quiso ir más allá del carácter estrictamente formal del acto. Lo calificó como «relevante desde el punto de vista constitucional y estatutario» y se comprometió a garantizar «la estabilidad política en Galicia para los próximos cuatro años». «El mayor compromiso que asumo es la estabilidad política del país, un activo social y económico de enorme relevancia», enfatizó Núñez Feijóo, quien trabaja ya en su discurso de investidura, que pretende vincular con la articulación de un gobierno centrado «en los intereses de todos los gallegos, no solo de los militantes, simpatizantes y votantes del Partido Popular».

El candidato a la Xunta se comprometió a garantizar la estabilidad política durante los próximos años

El candidato a la presidencia de la Xunta aprovechó su comparecencia para revelar que ya está trabajando en su discurso. Se enfrenta a la tarea con «enorme gratitud y honor», con una «renovada ilusión, igual o mayor que la de 2009» cuando fue investido por primera vez presidente, y también consciente de la «gran responsabilidad» que asume. «Lo dije y lo repito, el mayor honor para un político gallego es ser presidente», anotó.

Por su parte, los líderes de los grupos parlamentarios pusieron el acento en el diálogo de cara a la X legislatura. El portavoz del grupo popular, Pedro Puy, aseguró que «es un honor proponer al presidente de la Cámara el nombre de un hombre que consiguió una mayoría social y política» e insistió en la normalidad institucional en la que se celebró la ronda de consultas con los portavoces.

El líder de la oposición, Luís Villares (En Marea), manifestó su intención de «mantener el respeto institucional durante los próximos cuatro años y abiertos los cauces de diálogo» entre las fuerzas políticas. Precisamente ayer, los rupturistas cedieron al socialista Abel Losada la presidencia de la Comisión de Economía. Y desde el PSdeG, relegado a la tercera  posición, el portavoz Xoaquín Fernández Leiceaga calificó el acto «como protocolario» y aseguró que no «va a haber sorpresas» en relación al voto de su formación. Finalmente, la nacionalista Ana Pontón reiteró su «no» a Núñez Feijóo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios