ALICANTE

Unas colillas mal apagadas pudieron provocar el incendio que arrasó Jávea el pasado verano

Los investigadores han encontrado gran cantidad de restos de cigarrillos cerca del origen del fuego que afectó también a Benitatxell

Terrenos calcinados por el incendio en Jávea
Terrenos calcinados por el incendio en Jávea - EFE

Unas colillas mal apagadas pudieron provocar el incendio de este verano entre Jávea y Benitatxell -que obligó a evacuar a 1.400 personas- según los indicios descubiertos en la investigación. El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha apuntado a una "negligencia" como origen del fuego que arrasó a principios de septiembre los términos municipales de ambos municipios alicantinos y que afectó especialmente al pareja natural de La Granadella.

En declaraciones a la Cadena SER, recogidas por Europa Press, Moragues ha señalado que "puede haber sido una imprudencia o una negligencia" dado que "se han visto muchas colillas" en el Mirador de Cumbres del Sol, punto donde se iniciaron las llamas, y ha apuntado a las "pavesas, sustancias o partículas incandescentes que se desplazan muchos metros y kilómetros" las que pudieron provocar "el segundo y el tercer foco".

Sin embargo, ha pedido ser "muy cauteloso y muy prudente" a la hora de hablar de causas de un incendio y ha alertado sobre las declaraciones del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que llegó a llamar "malnacido" a un presunto autor de las llamas.

"No puedes señalar a que haya podido ser intencionado, a que haya sido un desgraciado o un malnacido, porque perjudicas a la investigación y produces un efecto negativo", ha zanjado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios