España

Pedro Sánchez ha roto todos los suelos electorales del PSOE

Los socialistas han obtenido sistemáticamente los peores resultados de su historia desde que es secretario general

Pedro Sánchez ha roto todos los suelos electorales del PSOE
LUIS CANO - lcsantacruz - Actualizado: Guardado en:

Los malos resultados del PSOE en Galicia y País Vasco ahondan en la debacle de los socialistas. El partido ha obtenido sistemáticamente los peores porcentajes de voto de su historia desde que Pedro Sánchez es secretario general, a partir de julio de 2014.

En el País Vasco, donde salió del Gobierno hace tan solo cuatro años, es ahora la cuarta fuerza electoral, con el 11,94% de los votos, la mitad que en 2012, un tercio que en 2009. En Galicia también se ha producido el «sorpasso» de Podemos al PSOE. Los socialistas, con el 17,88% de los votos, han caído por debajo de su anterior peor resultado, obtenido en 1981.

En las elecciones generales, donde Pedro Sánchez se ha presentado como candidato en los dos últimos comicios, agravó el ya de por sí mal resultado obtenido por Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011. El anterior secretario general logró un hoy inalcanzable 28,76% de apoyos. No obstante, Pedro Sánchez vendió como una victoria el 22,01% de los votos el 20-D y, especialmente, el 22,67 el 26-J, puesto que no se produjo el adelantamiento de Podemos, la formación que ha arrebatado al PSOE votos por la izquierda; a pesar de que significaron un retroceso hasta los actuales 85 representantes en el Congreso.

Cada comicio en la sucesión de elecciones en los últimos dos años ha supuesto una nueva palada en las aspiraciones socialistas. En Cataluña se profundizó la caída en septiembre de 2015 hasta caer al 12,72% de los votos, su suelo electoral hasta el momento. Muy lejos queda el 37,7% que obtuvo el PSC en 1999.

Las municipales y autonómicas de mayo de 2015 supusieron un nuevo retroceso. En los Ayuntamientos obtuvo un 25% de los votos, rebajando el peor resultado de la historia del PSOE en elecciones locales. El mal resultado, especialmente en las autonómicas, se logró maquillar con los pactos de Gobierno o investidura con Podemos y sus confluencias. Una conviencia, complicada en ocasiones, que en Castilla-La Mancha ha terminado en ruptura, anunciada este lunes.

Las municipales y autonómicas de mayo fueron el primer gran examen de Pedro Sánchez, aunque ya era secretario general en unos comicios anteriores, los de Andalucía en marzo de 2015. Susana Díaz consiguió mantenerse en el poder gracias al apoyo de Ciudadanos a pesar de que había obtenido los peores resultados de los socialistas andaluces, el 35,4% de los votos, cuatro puntos menos que en los anteriores comicios.

Susana Díaz es una de las líderes regionales que cuestionan a Pedro Sánchez. El actual secretario general, para reforzar su posición contra las críticas internas, ha convocado una consulta entre los militantes el 23 de octubre para elegir al líder del partido. La intención de Sánchez, informa Gabriel Sanz, es convertir esa consulta en unas primarias del 39 Congreso de diciembre para seguir como secretario general. Así se garantizaría la candidatura en unas terceras elecciones el 18 de diciembre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios