España

Sánchez desafía a los barones y convoca un congreso

Los críticos con el secretario general intentarán pararlo en el Comité Federal del sábado 1 de octubre

El PSOE andaluz: «No es el momento de celebrar congreso, sino de asumir responsabilidades políticas»

Micaela Navarro, Pedro Sánchez y César Luena, durante la reunión de la Ejecutiva del partido - EFE

Pedro Sánchez ha consumado finalmente este lunes su amenaza a los críticos de convocar el 39 Congreso Federal a principios de diciembre, antes de las elecciones generales del 18 de diciembre, si es que se repiten los comicios.

El secretario general del PSOE ha anunciado a la Permanente de la Dirección Federal que convocará primarias entre los 180.000 militantes el 23 de octubre para elegir al líder del partido. El congreso se celebraría el 1 y 2 de diciembre.

La intención de Sánchez es convertir esa consulta de octubre en unas primarias del 39 Congreso de diciembre para seguir como secretario general. Así se garantizaría la candidatura en unas terceras elecciones el 18 de diciembre. Ferraz apunta que el objetivo de Sánchez sería «reforzar la Ejecutiva y abrir un debate sobre qué modelo de partido se quiere».

La decisión debe ser ratificada este 1 de octubre por el Comité Federal, que es el máximo órgano del partido entre congresos. Según han explicado fuentes socialistas, la decisión que se someterá al Comité Federal es la de poner fecha al congreso, dado que la convocatoria ya se hizo: fue el pasado 30 de enero, en un comité federal en el que se fijó para los días 21 y 22 de mayo, con unas primarias el día 8 de ese mes.

Sin embargo, la polémica del congreso continuó y, después del fracaso de la investidura de Sánchez y ante la posibilidad de tener que volver a las urnas, el 29 de marzo la Comisión Permanente de la Ejecutiva decidió proponer su aplazamiento. Y así lo aprobó el Comité Federal, reunido de nuevo el 2 de abril. En esa cita, se decidió posponer el cónclave, sin fecha, hasta que hubiera Gobierno. Sin embargo, este lunes Sánchez ha decidido mover el calendario para hacer unas primarias en menos de un mes, a las que estarían llamados a votar los militantes del partido.

Terceras elecciones

El anuncio se produce después de la debacle del PSOE en Galicia y el País Vasco y su objetivo es claro: pillar a los críticos sin tiempo para reaccionar. Este movimiento busca anular a Susana Díaz, que podría disputarle la secretaría general. Según algunas fuentes de este sector consultadas por ABC, van a intentar parar los planes del secretario general en el Comité Federal que se va a celebrar este sábado 1 de octubre en Ferraz.

La celebración de unas primarias dentro de cuatro semanas y del congreso a comienzos de diciembre supone en la práctica ir a unas terceras elecciones, puesto que el plazo para que pueda haber una investidura concluye a finales de octubre.

La pasada semana, los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tildaron de «irresponsable» que Sánchez pensara en convocar ese congreso en medio de la inestabilidad institucional que vive España.

Recordaron que el propio líder socialista ha dicho en reiteradas ocasiones que no iba a convocar el 39 Congreso, aplazado desde febrero pasado, hasta que en España no hubiera gobierno.

El PSOE andaluz pide la dimisión

Los resultados cosechados en Galicia y el País Vasco dan munición a los barones críticos con la gestión de Sánchez, que ya han venido lanzándole advertencias ante un hipotético acercamiento a los independentistas e intentando hacerle ver que, con 85 diputados, el lugar del PSOE está en la oposición.

Este lunes, a su llegada a Ferraz para participar en la reunión de la Comisión Permanente, el secretario de Política Federal del PSOE, el andaluz Antonio Pradas, ha declarado que el partido tiene que «intentar cambiar el rumbo para corregir esa situación», después del batacazo de ayer.

Desde Sevilla, el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha tildado de «torpeza increíble» la posible convocatoria de un congreso del partido «el mismo mes de la posible convocatoria de elecciones». Ha dicho que no es el momento de celebrar el congreso sino de «asumir responsabilidades políticas por los malos resultados electorales».

Por su parte, el diputado del PSOE Eduardo Madina también ha lamentado el «hundimiento electoral inmenso» sufrido por su partido, ha pedido la asunción de responsabilidades y ha alertado a Sánchez de que la convocatoria de un congreso anticipado del PSOE aboca a las terceras elecciones en diciembre.

El exministro y exsecretario de Organización del PSOE José Blanco también ha lamentado el resultado cosechado ayer. En un mensaje publicado en su perfil de Twitter, Blanco se ha preguntado «qué más tiene que pasar» para que el partido «reflexione».

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, ha pedido una «reflexión» porque los socialistas van «cada vez a una derrota más dura». El suyo, ha dicho, debe «volver a ser» un partido «fuerte, unido y fresco». «Es evidente que no podemos seguir así», ha dicho.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios